La París-Niza aún es muy superior a la Tirreno-Adriático

Estándar

Durante toda la semana se está debatiendo sobre la París-Niza y la Tirreno-Adriático, las dos carreras más importantes del mes de marzo y ambas pertenencientes a la elite del calendario ciclista mundial. Y la opinión del aficionado es obvia: la Tirreno-Adriático supera a la París-Niza por recorrido, participación… Sin embargo, permítannos que con todo el ánimo de polemizar rompamos en mil pedazos esa idea. No, no es cierto. A día de hoy la París-Niza sigue siendo muy superior a la Tirreno-Adriático.

PODIOPARISNIZA-ASO-P.PERREVEPara demostrarlo podemos comenzar con datos anecdóticos. Por ejemplo, se ha criticado a la París-Niza por el tras coche de un corredor en una etapa sin trascendencia. Pero cabe recordar que eso es responsabilidad única y exclusiva de su equipo y del ciclista y, posteriormente, de los árbitros, que son los que deben castigar la acción. Lo que sí depende de la organización es el apartado de las clasificaciones. Y en ese punto concreto, la París-Niza funciona como un reloj y la Tirreno-Adriático como un casino, puesto que muchas horas después de acabar la prueba seguimos con un top10 de etapa y general. En cambio, la prueba francesa apenas tarda unos pocos minutos en ofrecer la clasificación completa.

Pero dejemos a un lado las anécdotas y vayamos a lo importante: ¿para qué compiten los ciclistas? Tal vez algún aficionado pierda el foco, pero se corre sólo por un objetivo: conseguir publicidad para los patrocinadores. Y en ese apartado no hay duda alguna: la París-Niza barre a la Tirreno-Adriático.

Los datos de audiencia del WorldTour de 2012 -los últimos que poseemos, pero son similares a los del último lustro- no dejan lugar a la duda: la París-Niza es la cuarta carrera del mundo que más audiencia televisiva consigue, sólo superada por Tour, Giro y Vuelta. En 2012, por ejemplo, la París-Niza acumuló una audiencia de 125 millones de espectadores. ¿Y la Tirreno? Sólo logró 45 millones. Es más, entre Tirreno y Milán-San Remo, se quedaron en 68 millones, es decir, poco más que la mitad de espectadores que la París-Niza.

Algunos pueden argumentar -con razón- que esas audiencias millonarias son conseguidas por ASO gracias a vender un paquete completo a las televisiones: cuando compras el Tour, ASO te vende Dauphiné, París-Niza… Como decíamos, tienen razón. Pero eso no quita un ápice a un detalle básico: en España y sin parabólica, se ha podido ver la París-Niza en directo todos los días. Pero no se han podido ver los magníficos recorridos y las extraordinarias prestaciones de Alberto Contador en la Tirreno. ¿Es mejor carrera la italiana? ¿Tiene mejor participación? Cada uno tendrá su opinión. Lo que está claro es que Ag2r y Lampre-Merida, por ejemplo, han acertado llevando a Betancur y Rui Costa a la París-Niza. Han conseguido que sus patrocinadores sean vistos por más de 100 millones de espectadores… Con la Tirreno, eso no habría sido posible. Y cuando acabe la temporada y las marcas reciban los datos de las audiencias televisivas no recordarán si el trazado fue muy montañoso o poco. Verán los millones de aficionados que siguieron las evoluciones de la carrera donde sus nombres fueron recitados una y otra vez. Lo dicho, con ánimo de polemizar, la París-Niza es aún muy superior a la Tirreno-Adriático.

@JQuintana76

Foto: ASO

Los equipos se vengan en la París-Niza de la tiranía del Tour de Francia

Estándar

El equipo Sky ha sido el último en demostrar su desprecio hacia el organizador del Tour de Francia. Y lo ha hecho borrando a última hora al líder del equipo, Richie Porte, de la París-Niza, competición que también organiza la empresa ASO.

Para los que no conozcan la jugada, la explicamos paso a paso: Chris Froome, actual vencedor del Tour, se pone enfermo y no puede tomar la salida en la Tirreno-Adriático, la otra prueba del WorldTour que coincide con París-Niza. Y, de repente, Sky decide que Richie Porte no viaje a Francia sino a Italia. Porte, teórico dorsal número 1 por su condición de ganador de la París-Niza de 2013, anuncia a falta de poco más de dos días que no sale en la carrera gala y pasa a ser el líder del Sky en Italia. La empresa ASO, con toda la razón del mundo, ha atacado a los británicos, pero estos no cambian de parecer. Adiós a Francia. Está claro cuál es su jerarquía: primero la Tirreno. Y segundo, la París-Niza.

Se dice que esta decisión de Sky -y otras muchas similares de otros tantos equipos que llevan sus líderes a Italia y no a Francia- tiene que ver con el recorrido atípico de la París-Niza, un trazado sin contrarreloj ni finales en alto muy exigentes, un recorrido por tanto muy abierto. ¡Eso es una tontería! Veamos los datos: la misma actitud de los equipos WorldTour -o mejor dicho, de parte de ellos- se dio en 2013 y entonces no se hablaba tanto de los recorridos de París-Niza y de Tirreno-Adriático. Sólo hay que mirar la lista de inscritos en Tirreno y París-Niza de 2013. Ese año ya había empezado el boicot silencioso. La verdad es otra, aunque no se haga pública.

La realidad de esta historia es que son muchos los equipos cansados de ASO. La empresa francesa genera 100 millones de euros en derechos de televisión del Tour de Francia y paga 1 millón a los equipos (50.000 euros por equipo). Los equipos cada vez tienen más problemas para cerrar sus presupuestos y quieren otro reparto de esos derechos televisivos, pero ASO no está dispuesta a negociar.

CICLISMO-FLOWIZM2Es evidente que ningún equipo se atreve a dar el paso adelante y boicotear al Tour de Francia. No salir en la carrera francesa del mes de julio significaría la propia muerte del proyecto, puesto que perdería más de la mitad del retorno publicitario del equipo. Así que aprovechan para ayudar y potenciar las carreras de RCS, que al menos sí ha prometido subir esos 50.000 euros que paga el Giro (en 2013 los italianos ofrecieron pagar 100.000 y negociar la cesión de una parte de los ingresos que se puedan conseguir por fórmulas nuevas como derechos televisivos de internet o aplicaciones para móviles).

Al final, todo es sencillo de entender. Un bloque importante de equipos ha decidido pegarle a ASO en la París-Niza la “patada en el culo” que no pueden darle en el Tour de Francia. Esa es la realidad, aunque nadie la vaya a explicar públicamente. Todo lo demás -recorridos atípicos, luna llena, influencia de la crisis de Crimea y excusas similares…- son sólo ruido o silencio. ¡No se dejen engañar!