Kiko Martínez y Mujeres, hombres y viceversa

Estándar

Lo normal es que usted no sepa quién es Kiko Martínez. Para aclararlo mejor, le diremos que es el actual campeón mundial del peso supergallo. Es decir, un boxeador. Y eso automáticamente le convierte en un proscrito en este país llamado España hasta el punto de que existe una ley que prohibía la retransmisión de su combate de ayer en abierto. Vamos a explicarlo.

KIKO MARTINEZLa legislación española considera que desde las 6 de la mañana hasta las 22 horas -vaya horario, por cierto- hay que proteger a los niños. Y por eso mismo no es legal emitir ningún combate de boxeo. Esa violencia no es buena para la infancia. Así que el combate de Kiko Martínez contra Hozumi Hasegawa no pudo ser visto en España. Sí fue retransmitido en Japón, donde hubo 14.000 espectadores empujando al boxeador japonés en un estadio lleno a rebosar. No fueron suficientes. Kiko Martínez acabó ganando por KO en el séptimo asalto y firmó con éxito su segunda defensa del título.

MUJERESLo más curioso de la legislación española es que prohíbe por completo el boxeo y aplaude con las manos abiertas programas como Mujeres, Hombres y Viceversa, un espectáculo conocido en muchos hogares como Chonis, Ciclados y Chusma Variada. El programa de Tele 5 representa muchos de los males de la juventud española, con personajes preocupados por el espejo y no por el cerebro, con individuos obsesionados con su peso, con el tamaño de sus músculos -y apéndices varios- y con el brillo de su pelo, pero incapaces de ofrecer una frase con un sujeto, un verbo y un predicado en la que no haya insultos, tacos o expresiones absolutamente machistas. Y lo peor de todo es que son ofrecidos como modelo social a una generación en la que crecen los “ninis” que ni estudian ni trabajan, pero que sueñan con formar parte de ese particular zoo repleto de monstruos sin ningún oficio pero con el beneficio de la popularidad gratuita.

Y ojo: no pedimos que se suspenda Mujeres, hombres y viceversa. Cada televisión es libre de emitir lo que quiera. Y los espectadores son libres de verlo o no verlo. Del mismo modo, los padres son responsables de controlar y supervisar lo que sus hijos ven en la televisión. Por eso no tiene sentido que Ciclados, chonis y chusma variada lleve años en la parrilla televisiva y que no podamos ver un combate de boxeo.

Kiko Martinez, campeon mundial en la clandestinidad

Estándar

El boxeo español demostró una vez más su falta de gancho y no consiguió que el combate de Kiko Martínez contra Jeffrey Mathebula por el título mundial de los supergallos fuera retransmitido por ningún canal. La historia de odio entre los medios de comunicación y el boxeo viene de lejos, así que podemos decir que lo sucedido con Kiko Martínez no es ninguna excepción. De todos modos, justo es destacar otros aspectos de la velada.

El primero, la victoria de Kiko Martínez por KO en el noveno asalto y ante un rival que tenía en su palmarés la condición de ex campeón mundial, así que el sudafricano no era ninguna perita en dulce para que Kiko se luciera ante sus paisanos de Elche sino más bien todo lo contrario.

El segundo, la evolución que está siguiendo Kiko Martínez en sus últimos combates. El alicantino parece más seguro de sí mismo y ha mejorado mucho en la estrategia y la táctica de los combates. En ese sentido, parece que el respaldo de los hermanos Sarmiento está siendo fundamental. Por cierto, ayer estuvieron los dos en la esquina, así que parece segura la reconciliación.

El tercero, el futuro. Kiko Martínez ganó el Mundial por KO en un combate vibrante y ha revalidado el título por KO en casa y ante Mathebula. Ahora tiene que decidir: ¿setas o rolex? Ir a por setas en volver a probar con Carl Frampton, con el que ya perdió por KO no hace tanto tiempo. Ahora, con la confianza adquirida, Kiko sí tiene opciones de intentar vencer al británico. La otra opción es olvidarse de rivales humanos y pensar en una bolsa grande, aunque sea a costa de enfrentarse al rival con el que nadie quiere pelear: Guillermo Rigondeaux. Esa es la duda: Rigondeaux es un rolex, sí, pero todos los ven en el bosque y prefieren seguir buscando setas… sabedores de que el cubano es técnicamente el mejor boxeador de todos.

MARAVILLA MARTINEZDe todos modos, no queríamos acabar la entrada sin una última reflexión. Kiko es un boxeador sin gran escuela, de mucho corazón, fuerte pegada, buen encaje… y poco virtuosismo en sus declaraciones. Por tanto, es un boxeador que puede enganchar al público en el cuadrilatero pero difícilmente fuera de él. No siempre se consigue el boxeador perfecto en el ring y el relaciones públicas perfecto fuera de él.

Pero España tiene un boxeador que cumple con esa doble faceta: el argentino Sergio Maravilla Martínez, quien ejerce de mánager de Kiko Martínez mientras espera a curar su rodilla y su mano sabedor de que sus tiempos como boxeador en activo están ya en la recta de meta y sabedor también de que debe buscar un buen relevo en su promotora. Maravilla sí lo tiene todo para triunfar en el boxeo y también fuera de él. En Argentina lo han descubierto muy tarde y en España no es todo lo famoso que merece. Pero un tipo que durante seis años vivió sin papeles en España… y que ahora maneja millones de euros sin cambiar ni un ápice su personalidad y su carisma es alguien muy grande. Por eso vale la pena escuchar esta entrevista.

BIOGRAFIA DE MARAVILLA

BIOGRAFÍA DE MARAVILLA II

Por cierto, si quieren un punto frívolo, también deben saber que Maravilla se prestó a participar en el programa Más que baile, donde triunfó entre el sector femenino.

MARAVILLA EN MÁS QUE BAILE

Y si lo que quieren es disfrutar con los mejores pasajes de su trayectoria como boxeador, este es un buen resumen

MARAVILLA COMO BOXEADOR

En el vídeo verán su momento dramático en el último asalto contra Julio César Chávez junior, al que había dominado con autoridad hasta que en ese último minuto Chávez consigue tumbar al argentino y la sombra del KO ronda el ring. O su espectacular victoria por KO contra Paul Williams.