Análisis de la situación del proyecto de Fernando Alonso para 2015

Estándar

El 1 de agosto era señalado por todo el mundo -y sobre todo por los protagonistas- como la fecha clave para que conozcamos todos los detalles del proyecto -aún no se puede hablar de equipo- de Fernando Alonso. Por lo tanto, pronto conoceremos los patrocinadores, los ciclistas y las líneas fundamentales del proyecto. Pero antes de esos anuncios públicos sería bueno dar un repaso a la situación legal y administrativa, puesto que entre el gran público y la prensa sigue habiendo confusiones constantes que nacen en la mayoría de los casos del desconocimiento del reglamento UCI. Vamos a intentar poner luz de forma transparente y pedagógica.

Fernando AlonsoFECHA 1 DE AGOSTO. ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE?

PRIMERA CONFUSIÓN: SOLICITUD DE LICENCIA. SE PUEDE HACER HASTA EL 15 DE AGOSTO.

Estos días se está leyendo constantemente que el proyecto de Fernando Alonso debía esperar al 1 de agosto para tener la licencia y que una vez solicitada, ya puede fichar a los corredores que desee. Vamos por partes. La UCI no marca ninguna fecha “mínima” para solicitar la licencia, es decir, la licencia para 2015 se puede pedir el 1 de enero de 2014. Lo único que la UCI señala es una fecha “máxima” o límite: 15 de agosto. Es decir, si ese día no está la documentación en Suiza, ya no puedes ser equipo WorldTour. Pero ojo: la documentación es simplemente un formulario con datos administrativos de la empresa: donde estás, número de fax, quién se va a encargar de la inscripción… Sólo burocracia sin ningún compromiso serio. Es una simple expresión de deseo. El pago del dinero de la candidatura de licencia (16.000 euros) no es sino el 1 de septiembre y la presentación de avales y contratos de patrocinio todavía se retrasa hasta el 1 de octubre.

Además, la concesión de la licencia es otra cosa bien distinta. Dependiendo de si hay muchos candidatos o no, de si hay muchos equipos que cumplen con todos los trámites a la primera… la decisión no llegará hasta noviembre e incluso diciembre. Por tanto, hay que empezar a fichar sin saber si el equipo será WorldTour o profesional. Pero eso es lo que le ocurre exactamente a todos los equipos del mundo.

PRIMER ACIERTO: HASTA EL 1 DE AGOSTO NO SE PUEDEN FIRMAR CONTRATOS FEDERATIVOS

La legislación de la UCI es clara también en este punto y los rectores del proyecto de Fernando Alonso lo han explicado siempre bien: no se pueden firmar contratos federativos hasta el 1 de agosto. O, al menos, no se puede decir que han sido firmados. Otra cosa es que muchos equipos firman contratos privados en los que se comprometen con el ciclista y el ciclista con ellos a firmar el contrato federativo en la primera semana de agosto. La UCI no tiene nada en contra de esos contratos privados. Es más, si la UCI marca como fecha la del 1 de agosto es por un motivo burocrático: no estar todo el año recibiendo contratos sueltos de los diferentes equipos y, por tanto, empezar a revisar la documentación con los auditores de Ernst&Young en una fecha concreta.

SEGUNDA CONFUSIÓN: LA COMPRA DE OTRO EQUIPO CON LICENCIA

Otro malentendido que se repite una y otra vez es el de la posibilidad de comprar un equipo con licencia. El manager de Fernando Alonso parece ser que lo desmintió esta misma semana. Pero hay que insistir en una idea: en el ciclismo no se compran las licencias. Puedes comprar un equipo con licencia para cuatro años, pero si esa estructura no tiene puntos, no serás WorldTour en 2015. Las licencias se consiguen y renuevan año a año, así que comprar un equipo existente no es ninguna panacea. Eso no quita para que si compras Omega Pharma (un caso totalmente imposible) resulta evidente que estás comprando ciclistas con los puntos suficientes para ser WorldTour en 2015. Pero no porque tengan licencia sino porque tienen corredores con puntos.

Y AHORA, ¿QUÉ? MUY SENCILLO: BUSCAR 5 CICLISTAS CON PUNTOS EN EL UCI WORLDTOUR

Aclarados esos puntos previos, ahora… ¿qué debe hacer el proyecto de Fernando Alonso para ser WorldTour? Muy sencillo: firmar a 5 ciclistas con suficientes puntos en el UCI WorldTour. Respecto al sistema de otros años, ya no sirven corredores de Irán o de Venezuela con puntos en carreras pequeñas. Eso evitará situaciones “kafkianas”, pero al mismo tiempo dificulta el proceso de selección y negociación.

Si echamos un vistazo a las primeras posiciones del Ranking WorldTour, hay ciclistas muy interesantes, pero casi todos ellos -por no decir todos- tienen contrato en vigor para 2015: Contador, Nibali, Valverde, Nairo Quintana, Peraud, Cancellara, Gerrans, Rui Costa, Sagan, Kwiatkowski, Kristoff, Van Garderen, Bardet, Terpstra…

¿Significa eso que es imposible sacar un equipo WorldTour en 2015? No, desde luego que no. La UCI ha permitido que el sistema sigue siendo abierto en 2015 y 2016. Por tanto, el proyecto de Fernando Alonso debe meterse entre los 18 primeros y eso es suficiente para entrar directamente en la primera liga. La primera opción pasará por romper el contrato de alguno de esos corredores con muchos puntos (para eso es necesario llegar a un acuerdo amistoso con el equipo que tenga el contrato firmado). La segunda opción pasa por buscar cinco corredores en la lista que sumen más puntos que los rivales: los franceses del Europcar y los suizos del IAM.

Partiendo de la premisa de la fusión Cannondale & Garmin, tenemos 17 equipos WorldTour. Los dos últimos siempre son Lotto y Europcar. Pero contando que hay que añadir a uno porque Cannondale desaparece, podemos decir que los tres últimos son Lotto (16º), Europcar (17º) y el equipo profesional IAM (18º). Para entrar directamente en 2015, aunque sea tras pasar el examen oral de la Comisión de Licencias, el proyecto de Fernando Alonso deberá superar al que menos puntos acumule de esos tres, normalmente al IAM. Si lo consigue, será WorldTour. Si no lo consigue, no lo será. Así de sencillo y de complicado al mismo tiempo.

 

La UCI confirma la reforma del WorldTour: así quedará

Estándar

La Unión Ciclista Internacional acaba de remitir una carta abierta en la que desgrana los principales puntos de la reforma WorldTour. La información viene a ratificar punto por punto todo lo que ya habíamos escrito hace unos cuantos días. Vamos a intentar hacer un resumen actualizado de cómo se organizará el ciclismo mundial a partir de 2015.

uci-world-tour

PRIMERA FASE: 2015 Y 2016

Estos dos años servirán de transición entre el modelo actual y el modelo que tendremos instaurado en el período 2018-2020. Veamos las características principales del nuevo sistema:

-La 1ª División o WorldTour contará con 18 equipos, tal y como sucede en este momento.

-Los 16 mejores equipos en el Ranking UCI WorldTour de 2014 formarán parte de la 1ª División en 2015. Ni puntos de mérito ni rankings extraños como sucedía hasta ahora. Para saber qué equipos merecen estar en 1ª División de 2015 y 2016 se tendrán en cuenta únicamente los resultados en las carreras de elite del año anterior: Tour Down Under, París-Niza, Tirreno-Adriático, Milán-San Remo… es decir, todo el calendario WorldTour.

-Las dos últimas plazas en la 1ª División estarán abiertas a un estudio de la calidad de las plantillas. Ahí se tendrá en cuenta el potencial deportivo de los siguientes equipos:

A) Equipos 17º y 18º del Ranking WorldTour de 2014

B) Equipos profesionales (2ª División) que pidan su entrada en la elite

C) Proyectos nuevos (ejemplo: Fernando Alonso), que durante estos dos años de transición no se verán obligados a arrancar en 2ª División.

Para el análisis de estos equipos -y la selección de los dos mejores- contarán los puntos de los 5 mejores ciclistas en el Ranking WorldTour.

Y otra novedad: los equipos ya existentes podrán elegir si se cuentan los puntos de sus corredores de 2014 o los puntos de los ciclistas que hayan firmado para 2015 (no se podrá combinar, o una opción o la otra).

CICLISMO-FLOWIZM2

SEGUNDA FASE: 2017

Este año será muy importante porque el WorldTour o 1ª División quedará finalmente fijado en únicamente 16 escuadras. Y habrá una 1ª División B muy reducida: sólo ocho equipos (los dos peores conjuntos del WorldTour y los seis mejores profesionales).

Por tanto, los 16 mejores en el Ranking WorldTour de 2016 pasarán a formar la 1ª División de 2017. El equipo 17º y 18º así como los mejores profesionales y nuevos proyectos que puedan surgir deberán empezar en la 1ª División B.

Esos 24 nuevos equipos fomarán el ciclismo profesional y se repartirán la participación en todas las grandes competiciones del calendario (16 como 1ª División A y 8 como 1ª División B). Todos ellos estarán obligados a tener un filial con 8-10 ciclistas.

El calendario se dividirá en un calendario de 1ª División y un calendario de 2ª División. Todas las carreras actuales del WorldTour (y las aspirantes a entrar) tendrán por tanto que pasar también su particular examen hasta saber si forman parte de la 1ª o la 2ª.

 

TERCERA FASE: 2018-2020

A partir de 2018 entraremos en el sistema de ascensos y descensos. Todos los años, el peor equipo de la 1ª División bajará a 2ª División y el mejor equipo de 2ª División subirá a 1ª División. Y, como se había apuntado, ningún equipo nuevo podrá entrar directamente en 1ª División sino que será necesario pasar primero por la 2ª y firmar buenos resultados.

Para tener en cuenta los ascensos y descensos, sólo se analizarán las carreras de su categoría. Es decir, en 1ª División bajará el equipo que peores resultados firme en las carreras de 1ª División (Giro, Tour, Vuelta, grandes clásicas…).

En 2ª División, los equipos podrán correr al menos una de las tres grandes vueltas -cuatro correrán dos-, pero en realidad el mejor equipo y el equipo que suba se decidirá de acuerdo con los resultados en las carreras de 2ª División. Eso responde al criterio de comparar a los equipos de 2ª corriendo siempre todos las mismas carreras para que tengan igualdad de oportunidades.

La reforma del ciclismo: los equipos de 2ª División (III)

Estándar

La reforma del ciclismo cuenta con un tema muy espinoso: la viabilidad de los equipos de 2ª División. En el nuevo sistema propuesto por todas las partes implicadas en la reforma, se ha apostado por una 1ª División reducida a sólo 16 equipos y por una 2ª División todavía más corta, puesto que sólo habrá ocho conjuntos.

La propuesta que tiene visos de triunfar supone que serán únicamente 24 los equipos que podrán gozar de correr una de las vueltas grandes del calendario. Eso sí, los 24 tendrán garantizada al menos la invitación a una de esas tres pruebas grandes.

PELOTON-FLOWIZIMLa reforma es muy sencilla: 16 equipos correrán las tres vueltas grandes; habrá cuatro equipos que corran dos vueltas grandes y otros cuatro que corran una. Ésa es la vía más lógica. También sería legalmente posible que 16 corran las tres grandes, uno de 2ª sea invitado a las tres, dos corran dos y cinco corran una.

Todos estos problemas surgen de dos ideas. Los impulsores de la reforma quieren que los equipos que estén en 2ª División no caigan en la nada sino que puedan garantizar cierta presencia en las grandes vueltas a sus patrocinadores. Y para eso han decidido limitar mucho el número. Y, por otro lado, los organizadores de las grandes vueltas quieren que no haya 22 equipos en sus carreras sino simplemente 20. Es una decisión basada en la logística y también en ideas como fomentar la seguridad de los corredores. Pero es una decisión tremendamente perjudicial para el futuro del ciclismo.

CICLISMO-FLOWIZM2Ahora mismo, el ciclismo profesional cuenta con 18 equipos en 1ª División (WorldTour) y con 17 equipos de 2ª División (profesional continental). En total, hablamos de 35 equipos. Pero la nueva reforma quiere dejar la lista de privilegiados en sólo 24. Es cierto que equipos como Drapac (no correrá en Europa en todo el año 2014) o como CCC-Polsat pueden mantenerse como profesionales puesto que no tienen ningún interés ni potencial en correr grandes vueltas. Pero esa reducción de 35 a 24 equipos supondrá que formaciones como Caja Rural-Seguros RGA o Bardiani… puedan acabar desapareciendo si no consiguen entrar en la 2ª División. ¿Para qué invertir 2 millones de euros en un proyecto si no puedes correr Vuelta o Giro?

La verdad es que hay muchas fórmulas para evitar este colapso, pero ya hablaremos de las soluciones. Antes hay que analizar el calendario propuesto como pruebas de elite. Pero eso será otro día.