El boxeo como arte: el sábado, Mayweather contra Maidana

Estándar

A raíz de un artículo sobre Kiko Martínez y el programa Mujeres, Hombres y Viceversa han sido muchos los comentarios surgidos de los lectores. Una mayoría han sido elogiosos, pero agradezco por encima de todo los que se han mostrado críticos. Siempre es bueno leer opiniones contrarias. La mayoría de esas críticas han definido el boxeo como un deporte en el que dos personas se lían a hostias (sic). En fin, podría argumentar que eso no es así. Pero lo mejor es invitaros a ver el combate de este sábado entre Floyd Mayweather y Marcos Maidana.

MAYWEATHEREl estadounidense Floyd Mayweather lleva 45 combates como profesional. Los ha ganado todos. Es decir, nunca perdió por KO ni siquiera a los puntos. Pero es que jamás cayó al suelo, ni siquiera por un golpe de refilón que te pilla mal posicionado de pies. ¡Nunca! Y es que Mayweather es muchas cosas, pero sobre todo un hombre que certifica que el boxeo es un arte, un hombre que boxea con su cabeza y con sus piernas más que con sus brazos. También es un “bocachanclas”, un provocador que no puede estarse callado ni un segundo. Pero esa faceta de imitar de Muhammad Ali (uno de los primerso en calentar los combates) no es muchas veces sino la pose estrafalaria de un boxeador que por encima de todo es un profesional.

Mayweather se presentará el sábado perfectamente preparado en lo físico y en lo psicológico. Sabe que frente a él tiene a un rival duro, el argentino Maidana. Su adversario tiene un récord de 35 victorias y 3 derrotas. Pero atención: ha ganado por KO más del 80% de sus combates. Eso significa que vamos a ver el eterno debate entre los dos estilos: el del cazador que busca el KO y el del fino estilista que flota por el ring como si llevara unos patines en los pies y que con cada paso atrás que da, siempre deja una mano en el rostro de su rival imponiendo su calidad técnica y su velocidad.

FLOYDMayweather contra Maidana. La técnica contra la potencia. Sin duda, uno de los mejores combates que se pueden ver en la actualidad. Y, sin duda, muchísimo más que dos personas dándose de hostias en un ring. Entre otras cosas porque después de 45 combates no hay todavía un solo boxeador -Campillo no estuvo lejos en el primero de sus duelos- que pueda decir que ha puesto en apuros a Mayweather, el mejor boxeador de la historia desde el punto de vista de la defensa.

Manny Pacquiao y el ocaso de los dioses

Estándar

El filipino Manny Pacquiao volvió al ring el pasado sábado y lo hizo para ganar cómodamente a Timothy Bradley (a los puntos, pero por decisión unánime). Su victoria nos hace pensar en el ocaso de los dioses o dicho de otro modo… ¿cómo puede desaparecer una estrella?

MANNYHubo un momento, especialmente tras la derrota por KO contra Juan Manuel Márquez, en el que pareció que el ocaso de Pacquiao iba a llegar por explosión, de un día para otro y dejándonos sólo vídeos de su carrera, puesto que parecía que no iba a volver a subir al ring. Pero lo hizo y ganó a Brandon Ríos. Y ha vuelto a ganar a Timothy Bradley, hasta ese momento campeón mundial.

Esta última victoria hace pensar que Pacquiao está protagonizando en la parte final de su reinado no una explosión sino un lento eclipse en el que paso a paso va perdiendo su principal característica: la velocidad. Es obvio que el mejor Pacquiao ya nunca volverá. Pero también lo es que boxeando a su nivel actual sólo un par de boxeadores pueden estar a su nivel. Floyd Mayweather, que nunca se ha atrevido al enfrentamiento directo, y Juan Manuel Márquez, quien por su boxeo a la contra es la particular criptonita del superman filipino.

Lo gracioso es que Brandon Ríos y Timothy Bradley creyeron que iban a poder ganar a Pacquiao. En el caso de Bradley fue increíble verle el sábado arrinconado contra las cuerdas buscando el momento para tumbar a Pacquiao y ganar por KO. ¡Increíble! Si Bradley destaca por algo es por su movilidad y su buen boxeo en línea y no por la potencia de sus puños, así que equivocó totalmente la táctica y como no podía ser de otra manera, perdió.

En su horizonte vuelven a planear las mismas peleas de siempre: contra Márquez, sería la quinta entre ambos, o contra Mayweather, sería la primera y llegaría con muchos años de retraso respecto al mejor momento de ambos. Sea cual sea, no aparecen otros combates que despierten ilusión entre los aficionados al boxeo.

El deportista mejor pagado del mundo es el peor de los bad boys

Estándar

El deporte profesional mueve miles de millones de euros. Y los deportistas quieren -necesitan- tener una buena imagen, aunque no siempre es así. Como dijimos ayer en este mismo blog, los bad boys de los Detroit Pistons (NBA) fueron un ejemplo de todo lo contrario. Pero es que hay un caso todavía más evidente: el del deportista mejor pagado del mundo, un auténtico bad boy (chico malo) que está orgulloso de serlo y que se ha ganado el título de ser el hombre más odiado en el planeta Tierra. Es Floyd Mayweather. Sí, ese que posa orgulloso junto a dos de sus cochazos.

floyd4Floyd Mayweather es un boxeador de 36 años que acumula un récord realmente espectacular: 45 combates y 45 victorias. Además, no sólo es que no ha perdido nunca un combate. En realidad, jamás ha besado la lona. Nunca ha recibido una cuenta de protección, lo que significa que jamás se ha visto cerca de perder por KO pero es que ni siquiera se ha trastabillado por un golpe o se ha caído aunque sea por un mal apoyo en 45 combates, algo realmente histórico. Eso certifica la gran virtud de Mayweather: su defensa. En ese sentido, es indiscutible que Mayweather es técnicamente uno de los tres mejores boxeadores de todos los tiempos. Pero también es el más polémico.

FLOYD5

Floyd Mayweather es hijo y sobrino de boxeadores. Su tío ya fue campeón mundial y es su entrenador, aunque en realidad su sabiduría boxística está fuera de cualquier duda. También su capacidad para convertirse en un ser odiado por la mayoría y querido por una minoría. ¿Saben cuál es su apodo? Pues el propio Mayweather ha cambiado su “chico guapo” anterior por un más contundente Floyd “Money” Mayweather (es decir, Floyd “Dinero” Mayweather). Además, y por si hay dudas le encanta rodearse de gente como Justin Bieber, lo que todavía genera más odio en las redes sociales.

floyd2En los últimos tiempos, Mayweather se ha hecho famoso por sus vídeos obscenos en los que maneja los fajos de billetes de mil dólares como si fueran calderilla.  Estos son los vídeos más famosos y polémicos: VÍDEO 1 y VÍDEO 2.

floyd6Ahí tienen una foto de Mayweather leyendo la prensa mientras un montón de fajos de billetes adornan su mesa. Esa imagen de bad boy de Mayweather no es flor de un día. Él trabaja duro para conseguirla tanto dentro como fuera del ring. El caso más evidente fue lo que ocurrió en su combate con Víctor Ortiz.

Mayweather tenía a Ortiz completamente desesperado. Ortiz, en un momento dado, intenta lanzar un cabezazo a Mayweather. El árbitro para el combate y quita un punto a Ortiz y le amonesta. Ortiz comprende su error y trata de pedir perdón a Mayweather… pero éste aprovecha el momento para colocar dos manos y ganar por KO a un Ortiz que cuando comprendió lo sucedido, ya estaba en el suelo más de 10 segundos. ¿Increíble? No, miren el VÍDEO 3.

Luego, tras ser silbado por todo el estadio, Mayweather concede una entrevista a una institución del boxeo como es Larry Merchant (periodista especializado en boxeo). La entrevista sube de tono hasta que Mayweather acaba insultando a Merchant y pidiendo que sea despedido (“no vales una mierda, deberían despedirte”) y el periodista, con 82 años, no se corta un pelo: “me gustaría tener 50 años menos para patearte el culo”. VÍDEO 4

floyd3De todos modos y fuera de cualquier polémica, también es de justicia ofrecer algunas imágenes de Floyd Mayweather boxeando. VÍDEO 5. Y es que no debe olvidarse la esencia de Mayweather, un boxeador que en 2007 decide dejar el boxeo porque se aburre… y dos años después vuelve a los cuadrilateros y da una exhibición ante Juan Manuel Márquez. Su preparación física, su capacidad de trabajo, sus reflejos, su técnica… están fuera de cualquier duda. Y la lista de rivales a los que ha apabullado es realmente completa, con un único lunar: no haber querido pelear nunca contra Manny Pacquiado.

Por cierto, por si no lo sabían, Mayweather ganó en 2012 un total de 85 millones de dólares (el deportista mejor pagado del mundo). Y eso cuando no hace alguna de las suyas y se apuesta casi seis millones de dólares a que Miami vence en la NBA a Indiana, apuesta que le permitió embolsarse 11 millones.

Manny Pacquiao y el final de la carrera

Estándar

El sábado dejamos al boxeador Manny Pacquiao a las puertas de su enfrentamiento con Brandon Ríos. Y el filipino ganó, aunque para poder verlo en España hayamos tenido que ejercer de delincuentes puros y duros buscando links en páginas poco aconsejables, ya que ninguna televisión tuvo a bien ofrecernos imágenes.

Además, Pacquiao venció con solvencia, mostrando su agresividad de siempre, aunque no su velocidad de antaño. Aquel huracán de hace cinco o seis años es ahora un fuerte vendaval capaz de arrasar a boxeadores como Brandon Ríos… Pacquiao ganó y convenció, pero al mismo tiempo los buenos aficionados no dejamos de pensar que sus mejores peleas ya las hemos visto, lo que nos lleva a una reflexión: ¿saben los grandes ídolos poner el final a su carrera?

PACQUIAOComo en otras tantas facetas de la vida, el ciclista Miguel Indurain fue un ejemplo: ganó cinco ediciones del Tour de Francia de forma consecutiva, falló en el sexto… pero ese año se colgó el oro olímpico y se fue a casa con una sonrisa en la boca evitando al mismo tiempo los años de los escándalos en el ciclismo.  En cambio, otros muchos campeones no han sabido parar a tiempo y han acabado arrastrando todo su prestigio por un puñado de dólares. Son tantos los ejemplos que resulta complicado citar sólo uno.

El problema para los grandes campeones es que nunca saben cuándo llega el momento de parar. Tienen tanta confianza en su capacidad -ésa es una de las razones de sus éxitos- que piensan que pueden seguir y seguir… hasta que acaban cayendo derrotados y por KO. Son muy pocos los que se marchan sin una derrota. El tópico dice que es mejor irse con un combate de menos que con un combate de más. Pero la realidad va en otro camino muy diferente. También para Pacquiao.

El filipino tiene ahora varias posibilidades y ninguna pasa por la retirada. Tras superar el mal trago de su estrepitosa derrota ante JM Márquez con su triunfo ante Ríos, las posibilidades son amplias: ¿boxeador de clase media o figura? Visto lo visto, a boxeadores de clase media les vencerá con comodidad y servirá para añadir una veintena de millones de dólares a su cuenta corriente. Con las figuras hay más dudas. Sería interesante verle con Bradley, aunque todos los aficionados al boxeo seguimos soñando con un combate contra Floyd Mayweather, un personaje que hasta ahora no ha perdido ni uno solo de sus combates y que va camino de pasar a la historia no sólo como el único boxeador que no ha perdido sino también como el único que jamás ha recibido una cuenta de protección. Otro día hablaremos de Mayweather junior y sus extravagancias.