Oleg Tinkov no ha entendido nada

Estándar
oleg-tinkov

El ruso Oleg Tinkov ha concedido recientemente una entrevista a Cyclingnews.com. En la web biciciclismo.com puede leerse una traducción al castellano de sus siempre interesantes reflexiones. Tinkov lanza dos mensajes claros: ha intentado cambiar el ciclismo y ha fracasado en su intento. Y por eso mismo dejará de patrocinar el Tinkoff-Saxo a finales de 2016 y venderá el equipo al que más le pague.

Sobre los intentos de cambiar el ciclismo, poco o nada podemos decir. Resulta obvio que el ciclismo necesita de muchos cambios. Tal vez la de Tinkov no haya sido la mejor fórmula para promover esos cambios. El dice haberse sentido como Don Quijote. Y lo cierto es que alguien debería recordarle que Don Quijote no era un reformista de la sociedad sino un trastornado. Pero dejando a un lado la anécdota, vayamos a lo importante: ¿a quién le va a vender su equipo? ¡A nadie!

Lo que Oleg Tinkov no ha entendido es que su equipo ahora mismo no vale nada. En los mercados, y seguro que él lo sabe muy bien y, por supuesto, infinitamente mejor que un servidor, todo depende de la oferta y la demanda. Y ahora mismo no hay una gran demanda de plazas dentro del WorldTour porque el coste -10 millones de euros- no invita a que decenas de empresas se lancen de cabeza. En ese mismo sentido, tampoco vale nada el equipo Movistar, el mejor del mundo en 2015. Como no lo valió en su día Euskaltel. ¿Cuánto pagaron por el equipo vasco cuando desapareció? 0 euros. Y eso es lo mismo que le pagarán a él por su equipo. Dice el artículo que Tinkov pagó 6 millones a Riis y 1 millón más por cada temporada. Eso resulta difícil de demostrar. Es algo que personalmente desconozco por completo. Pero sí tengo muy claro que los equipos WorldTour no valen nada porque no hay presión de marcas para entrar. Valen lo que se pueda sacar por sus bicicletas de segunda mano, sus autobuses y sus camiones. Poco más…

A finales de 2016 se aprobarán licencias para tres temporadas para 2017-2018-2019. Pero ahora mismo hay 18 aspirantes, aunque en realidad deberíamos hablar de 17 si eliminamos ya el equipo de Tinkov. Por  tanto, cualquiera que quiera convertirse en WorldTour, lo tiene sencillo: pide la licencia, ficha un par de corredores con buenos puntos en el WorldTour y está dentro sin necesidad de tener que pasar por la caja de Tinkov.

Tinkov afirma que él tiene firmados a Sagan y Majka para 2017 y que cualquiera que compre su equipo se quedará con esos dos contratos. Lo que no sabe -o no quiere decir públicamente- es que muchos van a jugar al gato y al ratón con él. ¿Cómo? Si Sagan tiene firmado un contrato de cuatro millones, ofrecerán dos… y esperarán pacientemente a que Tinkov tenga que pagar los otros dos. Es decir, Sagan tiene garantizado ese contrato. Y es cierto que alguien puede ponerse nervioso y pagar a Tinkov una millonada por el equipo para quedarse con esos contratos millonarios de Sagan y Majka, pero también pueden esperar pacientemente a que el equipo sea declarado en bancarrota para entonces ir a firmarles a bajo precio. Eso es lo que Tinkov de momento no ve.

El empresario ruso incluso especula con la posibilidad de que sea el dueño de CCC quien quiera comprarle su licencia. Pero como decíamos anteriormente, si CCC firma a un par de ciclistas buenos, estará en el WorldTour… sin pagar nada a Tinkov. Ejemplo: cualquier equipo que hubiera firmado a Rigoberto Urán (por poner un ejemplo) para 2016 habría acabado metiéndose en el WorldTour sin necesidad de pagar nada por la propiedad de ningún equipo.

Algo diferente ocurrirá cuando tengamos licencias por tres años, sin posibilidad de ascenso o descenso en ese período. Y, sobre todo, algo diferente ocurrirá cuando la economía mundial se recupere y cuando el ciclismo consiga ser realmente atractivo para más multinacionales. Ese día podemos encontrarnos con dos, tres o cuatro proyectos queriendo entrar… y con la necesidad de pagar millonadas a los dueños de las licencias para meterse en la elite. Hasta entonces… las cuentas de Tinkov son cuentas de la lechera por mucho que el empresario ruso haya demostrado a lo largo de su vida ser un empresario de éxito y un hombre de negocios visionario.

La UCI y el silencio sobre los equipos WorldTour y profesionales: ¿quiénes van a la Comisión de Licencias?

Estándar

El viernes por la tarde ha sido históricamente el día y la hora más utilizados por la Unión Ciclista Internacional para dar malas noticias. Solían remitir un informe y/o noticia un segundo antes de marcharse para todo el fin de semana y así se ahorraban los disgustos de atender la lista de damnificados por sus decisiones. Pero esta táctica -salvo que dentro de un rato se repita, puesto que escribimos un viernes a las 17:28h- ha cambiado. Ahora estamos en una fase sin información. Veamos los datos:

-Los equipos debían presentar toda la documentación el 20 de octubre. Los auditores la revisaban y el día 1 de noviembre debían hacer un informe señalando si el equipo es aceptado o no. Finalmente, el informe solía retrasarse al día 2, 3 o 4 de noviembre, algo lógico puesto que son muchos los equipos que deben ser estudiados. Y la UCI remite una carta informativa diciéndote si has sido aceptado o enviado a la Comisión de Licencias. Todo ese proceso, en principio, debe ser dado por finiquitado.

El equipo Caja Rural-Seguros RGA fue el primero de los profesionales en decir públicamente que había sido aceptado, que tenía el informe del auditor y la carta de la UCI. Hoy, varios días después, el equipo Bora (antiguo NetApp) también lo ha dicho. Pero no sabemos nada o casi nada de muchos otros equipos. ¿Qué está pasando? La lógica marca que debe haber más de uno y de dos en la Comisión de Licencias, que son comos los exámenes de recuperación después de suspender en alguno de los apartados habituales. Pero… ¿por qué la UCI no informa de ello?

Periodísticamente hablando resulta muy negativo que la UCI no nos cuente nada de lo que está ocurriendo. Tenemos derecho a la información. Pero también es cierto que la publicación de qué equipos van a la Comisión de Licencias sólo ha servido en los últimos años para crear una riada de informaciones inconexas y sin sentido alguno sobre el futuro de los diferentes equipos.

Cada vez que la UCI ha dicho que uno, dos o tres equipos debían arreglar sus problemas éticos, económicos o administrativos en la Comisión de Licencias, la prensa ha titulado que esos equipos iban a desaparecer (cosa que luego nunca ha sido cierta) y/o que la UCI se los quería cargar (cosa que tampoco es cierta). Además, tampoco se ha acabado de entender que la Comisión de Licencias es un órgano totalmente independiente de la UCI.

Por esas múltiples confusiones, tal vez en esta ocasión se está guardando un silencio hasta ahora nunca conocido. Lo que está claro es que todo el mundo -Comisión de Licencias, equipos y la propia UCI- están pudiendo trabajar con menos ruido que el habitual.

El UCI WorldTour tendrá sólo 17 equipos en 2015

Estándar

La Unión Ciclista Internacional no ha dado ninguna información sobre el número de equipos aspirantes a licencia WorldTour y el número de equipos que han cumplido con la reglamentación para ser equipo profesional. Y eso resulta extraño, puesto que los equipos que no cumplen con las normativas antes de empezar el mes de octubre se enfrentan al riesgo de que sus ciclistas se puedan marchar gratis. Pero dejando a un lado la anécdota, vamos con lo importante: el WorldTour de 2015 tendrá 17 equipos. O, al menos, esa es la posibilidad más probable ahora mismo. Intenemos explicarlo:

La nueva reglamentación es muy sencilla: los 16 mejores equipos WorldTour de 2014 serán WorldTour de 2015. Eso significa que pueden darse como clasificados los siguientes equipos: Movistar, Tinkoff, BMC, Omega Pharma, Ag2r, Katusha, Sky, Orica, Giant, Astaná, Belkin, Trek, Garmin, Lampre, Lotto y FDJ.

CICLISMO-FLOWIZM2A partir de ahí, empiezan las dudas: para empezar, tenemos a Cannondale. Ellos tienen licencia y puntos pero han perdido sus patrocinadores (fusión con Garmin), por lo que se deduce que no van a intentar mantener un equipo por su cuenta y deben ser borrados de la lista de aspirantes. Los dos siguientes por méritos deportivos son Europcar y los suizos del IAM, que no lo han solicitado. A la hora de la verdad, solicitarlo o no tampoco resulta determinante. Pero el problema es que IAM sólo tiene patrocinio para un año y dar el salto a WorldTour le obligaría a incrementar su presupuesto: más ciclistas, más directores, más auxiliares y más calendario.

La conclusión parece obvia: Europcar acabará siendo el 17º y lo más lógico es que IAM no entre en el WorldTour y se limite a repetir el calendario de 2014. La otra alternativa es que IAM sea aceptado como equipo 18º. Pero no habrá posibilidades para el resto, puesto que MTN, Bora… tienen muchísimos menos puntos WorldTour que IAM y sus candidaturas no serán tenidas en cuenta para 2015. Así que 17 sin IAM o 18 con IAM es el futuro del WorldTour para 2015.