La última novela de Joel Dicker: La desaparición de Stephanie Miller

Estándar
LD

Hoy es el primer día del resto de mi vida. Así es como catalogo al día en el que acaba el farragoso proceso de inscripciones de los equipos y que tanto tiempo me roba. Así que aprovecho para intentar ponerme al día con los libros leídos, aunque asumo que en el camino he leído -y no he escrito nada- más de media docena. Pero éste sí debe ser mencionado: La desaparición de Stephanie Miller.

Joel Dicker es un autor famoso desde el segundo de sus libros: La verdad sobre el caso Harry Quebert. Este libro está siendo adaptado a una novela y es emitida por Movistar +, así que los que prefieran no leer, ahí tienen una alternativa. La serie está bien… pero no tiene la magia de la novela. Lo cierto es que los dos libros de Dicker tienen muchas cosas en común: La verdad sobre el caso Harry Quebert y La desaparición de Stephanie Miller son obras largas, con muchos personajes y con giros de guión en cada capítulo hasta desconcertar al lector. Pero manteniendo siempre un aceptable nivel literario y, sobre todo, logrando que no baje la tensión. Con estos comentarios, ya se puede intuir que la crítica sobre La desaparición de Stephanie Miller es positiva.

Lo cierto es que Dicker colocó el listón muy alto con La verdad sobre el caso Harry Quebert. En su siguiente libro, El Libro de Los Baltimore, decepcionó a muchos de sus lectores. Pero ahora vuelve a su mejor nivel. No mejora su obra sobre Harry Quebert, pero está a gran nivel y  La desaparición de Stephanie Miller es un libro que merece ser leído. En mi caso, apenas necesité 24 horas aprovechando un viaje y tres vuelos a Suiza. Tiempo bien empleado con la lectura. ¡Muy recomendable!

El libro de los Baltimore, la decepción de Decker

Estándar
baltimore

El joven escritor suizo Joel Dicker se hizo mundialmente famoso en 2013 gracias a un libro del que ya hablamos aquí: La verdad sobre el caso Harry Quebert. Ahora llega la segunda parte de esa novela: “El libro de los Baltimore”. En realidad, llegó hace unos meses, pero sólo lo he leído hace un par de semanas.

Sobre la novela, empezaremos diciendo que son casi 500 páginas. Y también que no está al nivel de la primera de las novelas. Ni mucho menos. Pero vayamos con los detalles de la crítica literaria.

1) La verdad sobre el caso Harry Quebert era una novela negra, un thriller emocionante que enganchaba desde el principio hasta el final. El libro de los Baltimore, en cambio, es una saga familiar, la historia de un drama macerado en incomprensiones, silencios culpables y secretos no desvelados.

2) La historia repite a muchos de los personajes, especialmente, al protagonista: Marcus Goldman. Pero no iguala la emoción de la primera y, además, se vuelve reiterativa en muchas de sus tesis, por ejemplo, en la idea de garantizar las diferencias entre las dos ramas de las familias: los Baltimore y los Montclair. Dicho con otras palabras, sería mucho mejor novela… con 200 páginas menos.

3) La novela incluye giros finales emocionantes, que son muy propios de la marca Dicker. Está bien trabajado.

El resumen es muy sencillo: si no conoces al autor, busca una librería y compra La verdad sobre el caso Harry Quebert. Lo vas a disfrutar. Si eres muy fan de Marcus Goldman, puedes comprar El libro de los Baltimore. Te va a gustar, aunque no te enamorará como la primera.

Los últimos días de nuestros padres, opera prima de Dicker

Estándar
índice

Hoy vamos a comenzar un lento camino de puesta al día con todas las lecturas veraniegas que hemos ido haciendo y que no han aparecido todavía en este blog. El primero de los libros se titula: Los últimos días de nuestros padres. El autor es el famoso Joel Dicker, un escritor que alcanzó reconomiento de crítica y lectores con La verdad sobre el caso Harry Quebert.

Lo primero que hay que hacer es diferenciar una novela de otra. La verdad sobre el caso Harry Quebert es, sin duda alguna, una obra maestra, una novela redonda en todos los sentidos, una novela negra con toques literarios y con juegos al mejor nivel estilístico. De ella ya hablamos bien en nuestro blog, por lo que tenía interés en bucear entre las obras previas. Y curiosamente sólo había una: Los últimos días de nuestros padres.

Esta opera prima de Dicker es una obra coral. En Los últimos días de nuestros padres, un grupo de jóvenes se alistan al ejército en plena guerra mundial contra los nazis y son destinados a la sección F, la encargada de pelear desde las cloacas contra el ejército alemán y en territorio francés. Todos ellos, con sus ideales y miedos, son imperfectos. Pero todos comparten la misma pasión por la democracia. A partir de ahí la novela va desgranando los puntos débiles y los fuertes de estos soldados-espías. El libro es interesante y en muchos momentos engancha al lector. Pero es claramente inferior a La verdad sobre el caso Harry Quebert. Así que el consejo es sencillo: si quieres conocer a uno de los escritores más prometedores del momento, empieza por Los últimos días de nuestros padres y pasa luego a La verdad sobre el caso Harry Quebert. Si ya has leído La Verdad sobre el caso Harry Quebert y no te gustan mucho las historias bélicas, Los últimos días de nuestros padres puede ser prescindible.