La Vuelta y sus cuatro invitaciones desde la lógica

Estándar
marseille13-ktm-750x400

La Vuelta a España ha anunciado los cuatro equipos profesionales que correrán como invitados, puesto que los 18 equipos WorldTour tienen su plaza más que garantizada desde el inicio del año. En concreto, los elegidos han sido Cofidis, Caja Rural-Seguros RGA, Direct Energie y Bora-Argon 18.

El análisis de la decisión de la Vuelta parte de un principio: ASO no tiene por qué justificar sus invitaciones. Tienen todo el derecho del mundo a invitar a quien consideren oportuno. Es más, incluso podrían abrir una subasta pública en internet y marcar como criterio que el equipo que más pague, será el invitado. Algo no muy diferente -aunque de forma clandestina- ocurre en otras grandes carreras y nadie se escandaliza. Sin embargo, en el caso de la Vuelta se ha apostado por un criterio bastante lógico.

Cofidis es patrocinador de la Vuelta. Eso resulta obvio. Pero también lo es que Cofidis se toma en serio la carrera española desde hace muchísimos años. En ese sentido no se puede olvidar que Moncoutie se centraba en nuestra carrera. El año pasado, por ejemplo, fueron dos veces segundos en una participación no tan brillante como otras veces, pero igualmente digna.

Caja Rural-Seguros RGA es indiscutible por su condición de único equipo español… y por el talento que vienen desarrollando. Con 17 triunfos en 2015 y un camino igualmente creciente en 2016… resulta obvio que es un equipo fijo en los planes de la Vuelta.

Y a partir de ahí vienen las dudas. ASO ha apostado por Direct Energie y Bora-Argon 18 premiando a dos equipos de mercados fundamentales para ellos: Francia y Alemania. Pero premiando también estructuras sin mancha en capítulos tan importantes como la lucha antidopaje, pero también en el apartado de pago de sueldos, algo que otros equipos profesionales no pueden decir.

Direct Energie está firmando un inicio de año inmejorable, con más de 12 victorias de la mano de Adrien Petit, Bryan Coquard, Sylvain Chavanel o Thomas Voeckler. Lo que deben demostrar es que de verdad se toman la Vuelta como objetivo prioritario, puesto que casi siempre han llevado a todos sus grandes nombres al Tour y han llegado a la ronda española con el depósito casi vacío.

Bora-Argon 18 es el caso opuesto. Han andado mucho pero están ganando poco. Sólo Sam Bennett sabe lo que es ganar, algo que ya les sucedió en 2015. También habrá que comprobar si están listos para el doble reto Tour-Vuelta, un examen exigente y más si pensamos en sus planes de intentar dar el salto al WorldTour en 2017.

En el apartado de equipos damnificados, personalmente destacaremos uno que se merecía la oportunidad: Delko Marsella KTM. Es cierto que sus resultados no están siendo muy brillantes en 2016, pero no lo es menos que para ellos la Vuelta habría sido la gran carrera del año y, además, con doble presencia española en sus filas, Mikel Aristi y Delio Fernández, el único gallego en el pelotón profesional y en un inicio muy gallego de carrera. Ese detalle de acercar carrera y público debe seguir siendo cuidado por las organizaciones y por eso la apuesta por el equipo del sur de Francia hubiera sido recibida con más alegría en las carreteras españolas que la de Bora-Argon 18 o la de Direct Energie. Es cierto que hay otros proyectos que podrían correr la Vuelta. Pero no lo es menos que los organizadores deben ponerse serios en el control de equipos que llegan a la categoría profesional con el plato en la mano, plato donde van recogiendo patrocinios de los ciclistas que quieren dar el salto a la categoría. Todos esos… no deberían tener espacio en el gran escaparate del ciclismo, las grandes vueltas, y ASO ha acertado de pleno con sus invitaciones como también lo habría hecho invitando al Delko Marsella KTM.

El Giro, más de Italia que nunca

Estándar

La empresa RCS ha anunciado los cuatro equipos seleccionados para tomar parte de su carrera estrella: el Giro de Italia. Ya se sabía que Androni Giocattoli, por su condición de vencedor de la Copa de Italia, era fijo, así que había tres plazas en el aire. Y todas han ido a parar a proyectos más o menos vinculados con Italia: Bardiani, Colombia y Yellow Flu.

GIROLo cierto es que desde muchos puntos de vista la decisión de RCS no acaba de entenderse, sobre todo por lo que respecta a Yellow Flu, un equipo que viajará con el aval de dos escándalos -y dos positivos- en el Giro de Italia de 2013. No somos partidarios de matar a nadie, pero sí parece lógico pensar que cuando alguien comete un doble error, debe tener un castigo. Y más cuando hay equipos que a día de hoy pueden ofrecer plantillas de más calidad que Yellow Flu.

El Giro de 2014, por tanto, será más italiano que nunca. ¿Hace bien RCS protegiendo a los equipos de su país? Tal vez sí. Lo que está claro es que es una empresa privada y tiene derecho a plantear lo que quiera. Pero no olvidemos que la reforma del ciclismo no va por esa línea y muy posiblemente el Giro sólo podría haber invitado al Androni Giocattoli si acaba triunfando la idea de una segunda división con sólo ocho equipos. Los otros se habrían quedado fuera. Y eso igualmente parece excesivo. Así que entre proteccionismo-nacionalismo y mercado global-internacionalización nos movemos. También en el ciclismo.

Caja Rural-Seguros RGA, con opciones de ir al Giro

Estándar

El Giro de Italia ha anunciado los ocho equipos aspirantes a una de las invitaciones de su edición de 2014. Y entre los candidatos figura un equipo español: Caja Rural-Seguros RGA. ¿Tiene opciones reales de ser uno de los elegidos? Sí. ¿Tiene su plaza garantizada? No, ni mucho menos.

Veamos los ochos aspirantes, puesto que Androni Giocattoli ya ha sido sacado de la lista al tener fija la plaza para el Giro de 2014. Por tanto, son tres las invitaciones vacantes si asumimos que Europcar será WorldTour y que habrá 18 equipos en esa división de elite. Veamos los candidatos anunciados por RCS:

girowcLa lógica apunta a que Team Novo Nordisk, el proyecto con ciclistas diabéticos, no puede pelear de tú a tú con los otros, desde un punto de vista deportivo. También parece evidente que NetApp-Endura ha centrado sus ilusiones en Tour y Vuelta, lo que debe llevar al Giro a pensar en escoger otras formaciones. Lo mismo puede decirse de IAM, una formación de gran potencial, pero centrada en clásicas y Tour, lo que le deja con pocas opciones de cara a la corsa rosa.

En el otro lado, Bardiani-CSF es un clásico en la carrera. Su condición de equipo italiano y el buen papel que suelen firmar en Italia hace que su invitación sea más que probable. Quedan, por tanto, dos plazas para cuatro equipos: Colombia, MTN, Unitedhealthcare y Caja Rural-Seguros RGA. Dos entrarán y dos se quedarán fuera.

Colombia corrió el año pasado en el Giro y no lo hizo mal. El problema es que ha perdido a dos de sus mejores talentos: Chaves y Atapuma. Unitedhealthcare nunca ha hecho una vuelta grande y lo normal es que primero tenga que pasar el examen de disputar carreras de una semana como Tirreno. MTN, por su parte, tiene a hombres consolidados como Ciolek, pero los ciclistas africanos de calidad siguen siendo muy jóvenes. ¿Y Caja Rural-Seguros RGA? Tiene a un ciclista que ya sabe lo que es subir al podio del Giro, David Arroyo; a un velocista italiano prometedor, Francesco Lasca, y a un bloque de hombres combativos como bien demuestran en la Vuelta. ¿Será suficiente? No es fácil decirlo… y no es fácil para RCS tomar la decisión.

Por lo visto hasta ahora Bardiani, Colombia y MTN pueden tener cierta ventaja, pero Caja Rural-Seguros RGA no andará lejos. Como tampoco está lejana la respuesta, puesto que en principio debemos saberla antes de que finalice el mes de diciembre.