Los cuerpos extraños y la saga de Lorenzo Silva

Estándar

Hoy toca novela negra de un escritor, Lorenzo SILVA, que con el paso de los años se ha convertido posiblemente en la principal referencia de la literatura española en este género, junto a Alicia Giménez Barlett y su famosa Petra Delicado. Para empezar a hablar de Lorenzo SILVA hay que decir que ganó el premio Planeta de 2013 con La Marca del meridiano, aunque casi inmediatamente habría que añadir que a pesar de ello es un notable artesano de la literatura, puesto que los premios tan comerciales parecen llevar consigo suculentos réditos económicos, pero también sospechas literarias. No es el caso, al menos en el segundo punto de la frase. El libro de SILVA que hemos leído es el último de la saga: Los Cuerpos Extraños. Así que empecemos por el principio.

LORENZO SILVALorenzo SILVA ha escrito ya ocho novelas. La primera fue el Lejano país de los estanques y la última, Los Cuerpos Extraños. En este período de tiempo, casi todo ha ido cambiando, aunque hay elementos fijos. En sus novelas, la investigación es siempre desarrollada por dos Guardias Civiles: Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro. De jóvenes de 30 y 20 años pasan a agentes de 50 y 40, con la lógica evolución de su mentalidad, que va amargándose en cada uno de los libros, pero sin llegar a perder nunca el entusiasmo por la defensa de la imagen de la Guardia Civil, una constante en los libros de un Lorenzo SILVA que incluso ha escrito otras obras de tinte histórico sobre el cuerpo benemérito.

Yendo a lo literario, Los Cuerpos Extraños es una novela centrada en la costa valenciana -no se identifica la ciudad-. Ha aparecido muerta una alcaldesa y los agentes deben descubrir qué ha sucedido en una red en la que se mezclan posibles casos de corrupción urbanística con la vida de desenfreno sexual de la mujer asesinada.

los-cuerpos-extranos_9788423348299Desde el punto de vista argumental, no es la mejor novela de Lorenzo SILVA. En muchos sentidos era mejor la trama construida en La marca del meridiano. Pero cuando uno ha leído los ocho libros de la saga, resulta imposible no apreciar los matices de la relación entre Vila -Bevilacqua resulta muy difícil de pronunciar y memorizar para los españoles- y Chamorro, puesto que uno de los logros más importantes de SILVA es hacer evolucionar y envejecer a sus personajes, algo que no todos los autores hacen.

La novela, por tanto, es recomendable para los que busquen novela negra española de calidad, aunque si nunca han leído a Lorenzo SILVA sería mucho mejor que comenzaran con el primero de la serie, El lejano país de los estanques, porque de ese modo es probable que no ganen un libro… sino ocho para su colección.