El Giro de Italia puede cambiar de manos

Estándar
200px-Giro_d'Italia_logo.svg

El ciclismo profesional se encuentra en una guerra más o menos cruenta y más o menos indirecta, pero guerra al fin y al cabo. Tour de Francia y equipos WorldTour de Velon no comparten criterios. En mitad de esa guerra hay combatientes aislados como RCS, la empresa organizadora del Giro de Italia, de la Tirreno-Adriático, de la Milán-San Remo o del Giro de Lombardía. Pero hay una novedad que puede cambiarlo todo.

RCS atraviesa dificultades económicas serias. Entre otras fruto de la compra que en su día hicieron de Marca, El Mundo y Expansión, un mordisco que fue posible gracias a la deuda generada, una pesada losa con la que ahora no pueden hacer frente. Lo cierto es que esa inestabilidad económica ha provocado numerosos recortes en una empresa RCS, que cuenta con numerosos periódicos en media Europa, especialmente Italia y España. Y que tiene en la organización de eventos deportivos y especialmente ciclistas una de sus múltiples líneas de negocio.

Ahora resulta que Urban Cairo, un multimillonario que en su día estuvo junto a Berlusconi, quiere comprar RCS. Su empresa, Cairo Communication, posee un 5% de RCS y ahora se ha lanzado a una OPA para adquirir el 50%: Oferta Pública de Adquisición de Acciones. ¿Lo conseguirá? Depende de los accionistas, como siempre, pero la entrada de un nuevo inversor en RCS significará que el Giro de Italia cambia de manos y, además, debe llevar consigo una fuerte reestructuración del grupo RCS, incluido saneamientos y ventas. ¿Saldrá a la venta el paquete de carreras que organiza RCS? ¿Quién puede estar interesado en comprar el Giro de Italia y todas las demás grandes pruebas que organiza RCS? La respuesta a la primera pregunta es todavía una incógnita. La respuesta a la segunda es una obviedad. Seguro que ASO-Tour de Francia quiere comprar el Giro. Pero no será el único

Caja Rural y el Giro de Italia

Estándar
PRADES

En la primera semana de noviembre conoceremos la lista exacta de equipos profesionales que consiguen la inscripción y, por tanto, pasan los exámenes de la Unión Ciclista Internacional. Sin embargo, ya se puede adelantar que por primera vez Caja Rural-Seguros RGA tiene opciones serias de conseguir una de las invitaciones al Giro de Italia. Hablamos del Giro de 2016 y, por supuesto, no decimos que el equipo navarro vaya a ser invitado. Nos limitados a decir que por primera vez hay opciones reales. Veamos los detalles de la situación actual

-OPCIÓN 1: la UCI acepta 18 equipos WorldTour e incluye Dimension Data (MTN). Eso significa que hay cuatro plazas vacantes, aunque la realidad es diferente puesto que ya se sabe que Southeast (por ganar la Copa de Italia) y Bardiani (por historia y trayectoria) deben ser fijos. Para las otras dos plazas hay un serio candidato: Androni. Con ese panorama y con tres equipos italianos (o semi-italianos, puesto que alguno de vez en cuando busca bandera en otro país), sólo resta una plaza. La empresa organizadora puede echar mano del chovinismo e invitar para la última plaza al Vini Fantini. Eso significaría cuatro de cuatro para Italia. Es una opción.

La otra, que parece más razonable, pasaría por dejar esa plaza libre para equipos extranjeros. En ese caso, dos son los grandes aspirantes: CCC-Polsat y Caja Rural-Seguros RGA. Los polacos juegan con la ventaja de haber corrido ya el Giro de 2014. Pero lo cierto es que la imagen del equipo no es la mejor, con ciclistas de pasado más que turbio (Davide Rebellin, Stefan Schumacher…), corredores a los que la propia organización pidió que no viajaran hasta la salida. El punto positivo de CCC son las 17 victorias sumadas en 2015, aunque siete de ellas en carreras 2.2 y, por tanto, semiprofesionales. Los puntos fuertes de Caja Rural-Seguros RGA pasan por un número similar de triunfos, aunque sin tanta carrera 2.2 y, sobre todo, por su buen papel en las carreteras italianas: ganadores de la Coppa Sabatini y el Giro de los Apeninos, segundo puesto en la última etapa del Trentino, tercer lugar en el Giro de la Emilia… Además, el bloque de líderes de Caja Rural está en la edad perfecta para seguir creciendo y afrontar el próximo año un par de vueltas grandes. Ciclistas como José Gonçalves, Pello Bilbao, Eduard Prades, Carlos Barbero… tienen los mejores años de su vida por delante. Y el equipo mantiene una imagen excelente: ningún escándalo por dopaje y pago al día de todos los salarios, algo que desgraciadamente no pueden decir muchos de sus rivales en la lista de aspirantes a una plaza en el Giro de Italia de 2016.

-OPCIÓN 2: la UCI acepta 17 equipos WorldTour y Dimension Data se queda en la categoría profesional. En ese caso son 5 las invitaciones y crecen las posibilidades de Caja Rural-Seguros RGA. Primero habría que ver si Dimension Data busca la disputa de las tres grandes vueltas -Giro, Tour y Vuelta- o se conforma con dos. Pero en líneas generales, volveríamos a estar en una situación similar. Si Dimension Data no quisiera ir al Giro, habría una plaza más, lo que daría opciones a otros equipos, empezando por Vini Fantini.

Llevando la ficción al extremo, ¿puede Caja Rural-Seguros RGA presentar bloques atractivos en Giro y Vuelta sin quemar su plantilla? La realidad es que ahora mismo el equipo está preparado. Vemos un ejemplo

GIRO DE ITALIA: David Arroyo, José Gonçalves, Pello Bilbao, Eduardo Prades, Ricardo Vilela, Domingos Gonçalves, Diego Rubio, Fabricio Ferrari y Hugh Carthy.

VUELTA A ESPAÑA: David Arroyo, José Gonçalves, Pello Bilbao, Carlos Barbero, Lluis Mas, Alberto Gallego, Angel Madrazo, Miguel Angel Benito… Falta un ciclista a la espera de posible recuperación de Sergio Pardilla, Francisco Javier Aramendia, Francesco Lasca o de algún fichaje.

Con estos listados, sólo repetirían Arroyo, Gonçalves y Bilbao. Prades y Barbero serían los velocistas en Giro y Vuelta. Y el equipo echaría mano de un único ciclista joven en cada carrera (Carthy en Italia y Benito en España), sin olvidar a escaladores (Vilela en Italia y Gallego en España) y a ciclistas combativos para buscar fugas (Rubio, Ferrari y Domingos en Italia y Mas y Madrazo en España).