El enigma del convento, de Jorge Eduardo Benavides

Estándar
portada-enigma-convento_1_grande

El enigma del convento es la última novela leída. Firmada por Jorge Eduardo Benavides, este libro consiguió el Premio Torrente Ballester de 2014. Para empezar, cabe decir que es una novela histórica con dos tramas: la vida del general Goyeneche en la España de Fernando VII y el día a día en el Convento de Santa Catalina, en Arequipa, donde están almacenados documentos importantes para el citado general.

El libro está bien escrito, pero le falta ritmo. De las dos tramas, una funciona sin orden ni concierto y no tiene la enjundia necesaria para ocupar centenares de páginas: la del convento de Arequipa. Parece que el escritor se viera obligado por una cuestión de estilo a ir combinando las dos tramas (los capítulos pares para Madrid y las impares para Arequipa), pero la realidad es que la vida de Goyeneche en Madrid resulta muchísimo más interesante que las intrigas del convento de Santa Catalina, por lo que la historia queda desequilibrada casi desde las primeras páginas con páginas y más páginas sobre la vida de las monjas que sólo pueden ser consideradas como relleno y que duras penas acaban siendo leídas.

Además, las dos tramas terminan fusionándose en la parte final de la historia dejando a Goyeneche fuera del foco cuando quizás es el personaje más interesante de todos para centrarse en los personajes secundarios, que no tienen el carisma para sostener el peso de la historia. El libro, por tanto, me ha decepcionado y llegar hasta el final ha sido un arduo esfuerzo. Sin embargo, el premio Torrente Ballester y los muchos elogios recibidos por el autor y por la novela… hacen que uno no pueda dejar de pensar que tal vez sea un prejuicio personal y que la obra valga la pena. Desde luego… mi humilde opinión es que es una novela con graves carencias. Pero lo mejor, como siempre, es que cada lector saque sus propias conclusiones.