El cielo ha vuelto, el libro más decepcionante del año

Estándar

Después de un período ajetreado, retomamos el blog con el resumen de lo visto y leído durante todo el 2014 y muy especialmente también en estas semanas de silencio. Para empezar, el libro más decepcionante de todos los leídos este año: El cielo ha vuelto, de Clara Sánchez. Sinceramente, la novela es una decepción sin paliativos. No hay nada que pueda salvarse en el naufragio de la obra: ni el fondo ni la forma.

La historia, que increíblemente fue premiada con el Premio Planeta de 2013, se centra en la vida de una modelo, llamada Patricia. Ella, envuelta en un mundo de intereses cruzados, siente que todo en su vida se está torciendo. Una adivinadora, Viviana, le empieza a dar pistas sobre lo que sucede y, a partir de ese punto, Patricia analiza los motivos que tienen sus padres, su hermana, su pareja, las otras modelos, sus jefes en la empresa de representación… para odiarla. De ese modo, nos intenta construir la historia de cómo vive y trabaja una modelo. O eso es lo que pretende, porque se queda terriblemente lejos de sus objetivos.

C_El cielo ha vuelto.inddAl final, toda la novela es un quiero y no puedo, es un ejercicio de superficialidad que, en el mejor de los casos, parece fruto de un encargo de última hora para ganar El Planeta, en el que hay que rellenar más y más páginas sin concretar nada y sin profundizar. Por tanto, El cielo ha vuelto es una obra más que prescindible donde los personajes son tan planos como escasamente creíbles y donde la historia es digna de sorpresa por su ausencia de verosimilitud.

Sin embargo, no sería justo acabar este análisis hablando sólo de puntos negativos porque Clara Sánchez no lo merece. Si alguno de los lectores de este blog jamás ha leído un libro de ella, no debería dudar a la hora de hacerlo. Por supuesto, debe prescindir de El cielo ha vuelto, pero hay dos novelas más que interesantes: Lo que esconde mi nombre (Premio Nadal 2010) y Entra en mi vida (2012). Cualquiera de las dos, sin ser obras de arte, son libros bien escritos, con personajes interesantes, con tramas bien construidas… Lo dicho, libres recomendables para todo tipo de lector. Lo decepcionante es que con esos precedentes tan positivos, El cielo ha vuelto sea un libro tan mediocre.