La París-Niza aún es muy superior a la Tirreno-Adriático

Estándar

Durante toda la semana se está debatiendo sobre la París-Niza y la Tirreno-Adriático, las dos carreras más importantes del mes de marzo y ambas pertenencientes a la elite del calendario ciclista mundial. Y la opinión del aficionado es obvia: la Tirreno-Adriático supera a la París-Niza por recorrido, participación… Sin embargo, permítannos que con todo el ánimo de polemizar rompamos en mil pedazos esa idea. No, no es cierto. A día de hoy la París-Niza sigue siendo muy superior a la Tirreno-Adriático.

PODIOPARISNIZA-ASO-P.PERREVEPara demostrarlo podemos comenzar con datos anecdóticos. Por ejemplo, se ha criticado a la París-Niza por el tras coche de un corredor en una etapa sin trascendencia. Pero cabe recordar que eso es responsabilidad única y exclusiva de su equipo y del ciclista y, posteriormente, de los árbitros, que son los que deben castigar la acción. Lo que sí depende de la organización es el apartado de las clasificaciones. Y en ese punto concreto, la París-Niza funciona como un reloj y la Tirreno-Adriático como un casino, puesto que muchas horas después de acabar la prueba seguimos con un top10 de etapa y general. En cambio, la prueba francesa apenas tarda unos pocos minutos en ofrecer la clasificación completa.

Pero dejemos a un lado las anécdotas y vayamos a lo importante: ¿para qué compiten los ciclistas? Tal vez algún aficionado pierda el foco, pero se corre sólo por un objetivo: conseguir publicidad para los patrocinadores. Y en ese apartado no hay duda alguna: la París-Niza barre a la Tirreno-Adriático.

Los datos de audiencia del WorldTour de 2012 -los últimos que poseemos, pero son similares a los del último lustro- no dejan lugar a la duda: la París-Niza es la cuarta carrera del mundo que más audiencia televisiva consigue, sólo superada por Tour, Giro y Vuelta. En 2012, por ejemplo, la París-Niza acumuló una audiencia de 125 millones de espectadores. ¿Y la Tirreno? Sólo logró 45 millones. Es más, entre Tirreno y Milán-San Remo, se quedaron en 68 millones, es decir, poco más que la mitad de espectadores que la París-Niza.

Algunos pueden argumentar -con razón- que esas audiencias millonarias son conseguidas por ASO gracias a vender un paquete completo a las televisiones: cuando compras el Tour, ASO te vende Dauphiné, París-Niza… Como decíamos, tienen razón. Pero eso no quita un ápice a un detalle básico: en España y sin parabólica, se ha podido ver la París-Niza en directo todos los días. Pero no se han podido ver los magníficos recorridos y las extraordinarias prestaciones de Alberto Contador en la Tirreno. ¿Es mejor carrera la italiana? ¿Tiene mejor participación? Cada uno tendrá su opinión. Lo que está claro es que Ag2r y Lampre-Merida, por ejemplo, han acertado llevando a Betancur y Rui Costa a la París-Niza. Han conseguido que sus patrocinadores sean vistos por más de 100 millones de espectadores… Con la Tirreno, eso no habría sido posible. Y cuando acabe la temporada y las marcas reciban los datos de las audiencias televisivas no recordarán si el trazado fue muy montañoso o poco. Verán los millones de aficionados que siguieron las evoluciones de la carrera donde sus nombres fueron recitados una y otra vez. Lo dicho, con ánimo de polemizar, la París-Niza es aún muy superior a la Tirreno-Adriático.

@JQuintana76

Foto: ASO