Apropiación indebida, desamor y pedanteria

Estándar

fot_txt1425592789_grHoy toca una novela de Lena Andersson titulada Apropiación indebida. Lo primero que hay que decir es que se trata de una novela muy interesante. El subtítulo apunta: “Una novela sobre el amor”. Pero la realidad es bien diferente. Sinceramente, hubiera sido mucho más acertado -aunque tal vez menos comercial- afirmar que se trata de una novela sobre el desamor, puesto que Lena Andersson coloca a su protagonista, Ester, en una situación de absoluta debilidad y dependencia ante el artista Hugo Rask, un genio enamorado… de sí mismo e incapaz de querer a nadie que no sea su ego.

La protagonista, se pasa toda la novela suspirando por un Hugo ue constantemente la desprecia o, simplemente, minusvalora. Las reflexiones que dejan la historia son varias, desde el ya citado desamor hasta también el “síndrome del artista”, que afecta a artistas, pero también a famosos, deportistas… personas todas ellas acostumbradas a que el mundo se rinda a sus pies sin pedir nunca nada a cambio.

La novela está escrita con un lenguaje seco y peculiar. Seguro que atrapa la atención de todos los lectores que algún día se han sentido “enganchados” por un amor imposible. Y también de los que no han vivido esa amarga experiencia. Ahí va un ejemplo: “Hablar no sirve para nada. No se dan respuestas sinceras, por respeto y consideración. Abandonamos y nos abandonan y no hay nada que discutir, pues, alejada la voluntad, no se pueden pedir responsabilidades. Aquello que se hace por misericordia vale poco si el otro abriga la esperanza de que se haga por amor”.

Apropiación indebida deja algunas cuantas joyas para el pensamiento profundo. Y todo ello dentro de una constante crítica hacia la progresía intelectual, seres que se consideran superiores al resto del pueblo desde un punto de vista intelectual e incluso moral. Como ejemplo, ahí van unas frases: “Lo que pasaba era que odiaba el tedio, siempre lo había odiado; prefería atormantarse a aburrirse, la soledad a estar con un grupo de gente charlando de banalidades”. Otro ejemplo: “Tú te beneficias de las teorías y las praxis del liberalismo: haces obras de videoarte críticas con la civilización occidental que nunca podrías hacer en ninguno de los países y sistemas políticos que alabas y defiendes”.

Lo dicho, novela muy interesante y digna de ser tenida en cuenta. Apropiacion indebida, una novela para reflexionar sobre el amor.