Accidente nocturno, de Patrick Modiano, un libro diferente

Estándar

Patrick Modiano ha conseguido fama mundial en 2014 gracias al premio más importante de cuantos se dan en el planeta Tierra: el Nobel de literatura. Personalmente, jamás había leído a este autor, por lo que Accidente Nocturno es mi primera experiencia y, además, surgida sin ningún tipo de prejuicio (ni positivo ni negativo).

accidente nocturno La novela es corta. Son sólo 140 páginas, por lo que se puede leer de un tirón. Se puede… pero no se lee. Es un libro con cierto tono de novela detectivesca, pero con una narración deliberadamente lenta y más preocupada del fondo que de la forma.

El resumen de los hechos es muy sencillo: un joven sin recursos ni fortuna es atropellado en mitad de la noche parisina por un coche conducido por una mujer. El joven es atendido por la mujer y por un misterioso personaje del que nada se cuenta. Es más, al joven le llevan hasta un hospital e incluso le dan un sobre de dinero para compensar las molestias. Y poco más se llega a saber. Hasta ahí llega el resumen de las dos primeras páginas del libro. Las restantes 138 son dos viajes: uno en la memoria del joven y otro por las calles de París en busca de la mujer que le ha atropellado. Los dos viajes aportan muchas más preguntas que respuestas y dejan al lector con la sensación -o al menos es lo que personalmente me ha quedado- de sentirse ignorado por parte del escritor.

Dicen los críticos que los libros de Modiano no lo explican todo. En este caso… eso significa entender que explican algo cuando Accidentes nocturnos no explica prácticamente nada, puesto que nada se acaba sabiendo del joven, de su relación con su padre, de la mujer que le atropella, del hombre que acompaña a esa mujer… Todo son insinuaciones y frases inconexas, aunque en realidad la parte más difusa es la del viaje por la infancia del protagonista, con escenas incomprensibles y con personajes que tampoco son desarrollados.

En definitiva, la obra no es que sea de final abierto. En realidad, la obra es abierta en su planteamiento, su nudo y su desenlace. En resumen, un libro que debe ser muy apreciado por los fans de Modiano. Uno no se encuentra entre ellos.

El Giro, más de Italia que nunca

Estándar

La empresa RCS ha anunciado los cuatro equipos seleccionados para tomar parte de su carrera estrella: el Giro de Italia. Ya se sabía que Androni Giocattoli, por su condición de vencedor de la Copa de Italia, era fijo, así que había tres plazas en el aire. Y todas han ido a parar a proyectos más o menos vinculados con Italia: Bardiani, Colombia y Yellow Flu.

GIROLo cierto es que desde muchos puntos de vista la decisión de RCS no acaba de entenderse, sobre todo por lo que respecta a Yellow Flu, un equipo que viajará con el aval de dos escándalos -y dos positivos- en el Giro de Italia de 2013. No somos partidarios de matar a nadie, pero sí parece lógico pensar que cuando alguien comete un doble error, debe tener un castigo. Y más cuando hay equipos que a día de hoy pueden ofrecer plantillas de más calidad que Yellow Flu.

El Giro de 2014, por tanto, será más italiano que nunca. ¿Hace bien RCS protegiendo a los equipos de su país? Tal vez sí. Lo que está claro es que es una empresa privada y tiene derecho a plantear lo que quiera. Pero no olvidemos que la reforma del ciclismo no va por esa línea y muy posiblemente el Giro sólo podría haber invitado al Androni Giocattoli si acaba triunfando la idea de una segunda división con sólo ocho equipos. Los otros se habrían quedado fuera. Y eso igualmente parece excesivo. Así que entre proteccionismo-nacionalismo y mercado global-internacionalización nos movemos. También en el ciclismo.