La lluvia, la melancolía y la infancia

Estándar

La lluvia y los domingos por la tarde luchan de igual a igual en la generación de melancolía. Y si la lluvia llega un domingo por la tarde… resulta evidente que es imposible no mirar hacia el pasado.

En Valencia es tan extraordinario vivir un día de lluvia que nadie tiene a mano el paraguas. Algunos, los previsores y organizados, lo buscan con calma y paciencia en algún rincón de un armario poco frecuentado. Y salen a la calle sabedores de que no se van a mojar, pero sin una sonrisa en la cara, puesto que maldicen la molestia de la lluvia. Otros, los caóticos, preferimos salir a la calle sin paraguas… y sentir las gotas sobre nuestras cabezas.

paraguas_lluvia_flicker_claudio_nunez_020413_0Foto: Claudio Nunez

Porque la lluvia conecta nuestro cerebro con los recuerdos y, sobre todo, con la infancia, con esos 800 metros desde el colegio hasta la casa. ¿Cuántos días se hizo el camino con lluvia? No muchos, pero se recuerdan casi todos. Se recuerda, por ejemplo, por qué era mejor bajar por el lado izquierdo que por el derecho de la calle, puesto que al llegar a la torre había más balcones y muchísima más protección…

torre-torrent-crida-2010Foto: Vivelasfallas.es

Se recuerda, por ejemplo, la eterna duda sobre la conveniencia o no de correr. Andando se tarda más, pero corriendo crece la sensación de estar empapándose por culpa del agua. Se recuerda, por ejemplo, el debate sobre si había que arrimarse mucho a la pared. Es obvio que los balcones ofrecen protección, pero también hay un peligro: si hay mala suerte, un canalón de un tejado puede mojarte más en un segundo que cualquier lluvia.

Y se recuerda el olor especial que deja la lluvia cuando cesa y empieza a secarse: el asfalto, los coches y, sobre todo, los pinos evaporan las gotas de agua dejando un aroma inolvidable.

Pero por encima de todo lo demás se recuerda la pregunta de la madre al llegar a  casa: ¿te has mojado mucho? Y la respuesta automática que no salía de tus labios: visita al cuarto de baño para secar el pelo… Ese sí que era el segundo mágico del día, sentir la protección de unas manos que se metían entre tu pelo y que penetraban también en tu cabeza diciendo invisiblemente que velaban por ti. Esa es la infancia que ahora debemos construir para otros.

La subida más famoso de España no es El Angliru

Estándar

Durante muchos años, la subida más famosa en España fue la de los Lagos de Covadonga, un puerto que gracias al ciclismo pasó a ser conocido por muchos españoles, lo que provocó un auge del turismo en la zona como jamás se había visto. Luego, décadas después, llegó la explosión de El Angliru, otro puerto asturiano que pasó a ser conocido en todo el mundo y de nuevo de la mano de la Vuelta a España.

Sin embargo, hoy sábado veremos en acción -aunque brevemente- otra de las subidas famosas en la orografía española. Tal vez sea la más famosa de todas: la rampa que lleva a los juzgados de Mallorca.

CASTRO005.JPG

Sin embargo, no es seguro que veamos a la infanta Cristina ni bajar ni subir esa famosa rampa. Los gregarios han trabajado duro para que no sea necesario ese esfuerzo.

De todos modos, estaremos pendientes para ver al personaje más curioso de todos cuantos están actuando en esta obra de teatro, un fiscal que trabaja como abogado defensor y que dedica todos sus esfuerzos a intentar salvar a un imputado. ¡Lo nunca visto!

Para los que vean los programas de televisión en directo, por favor, busquen una figura como la de esta foto. Si la encuentran, díganlo. Es interesante saber si los que actuan como bufones de la corona visten así o siguen empeñados en llevar traje y corbata. El hábito no hace al monje, dicen… aunque aquí se estila más el papel bufonesco que el de monje.

bufon

Las motos, por canal de pago: ¿inicio del declive?

Estándar

El Mundial de Motos sólo se podrá ver por completo a través de Movistar TV, el canal de pago de la empresa de telefonía. Al parecer, habrá 10 carreras que únicamente se puedan ver a través de esta plataforma mientras que el resto de podrán ver, como venía sucediendo, por Tele 5.

La decisión, al margen de sorprendente, supone un punto de inflexión en la historia del deporte de las dos ruedas. Y también en la historia de los derechos televisivos de pago. Los antecedentes no son nada positivos. Veamos las posibilidades:

JORGE LORENZO-El Mundial de Motos es un espectáculo que tradicionalmente ha funcionado muy bien en audiencia en España.

-El dominio de los pilotos españoles es abrumador en los últimos años, lo que casi resta emoción.

-Sin embargo, la pelea en Moto GP entre pilotos de la personalidad de Jorge Lorenzo y Marc Márquez -sin olvidar a Pedrosa- consiguieron que en 2013 el Mundial de motos fuera una referencia indiscutible para los aficionados al motor, pero también para el gran público.

-Con un producto que engancha, se toma el riesgo de pasar a un canal de pago para intentar que la afición se abone. ¿Lo conseguirán? Sinceramente, no lo parece. Y por varios motivos:

1. España es un país donde no existe tradición de pago por los acontecimientos deportivos, ni por el cine, ni por prácticamente nada. El pirateo, con webs de árbitros famosos de por medio, es moneda común.

2. Anteriores experiencias como la del baloncesto y Canal Plus fueron un auténtico desastre. Y no será por falta de cariño -o medios- de Canal Plus hacia el deporte.

3. Además, hay un aspecto que se está olvidando y que resulta vital: los patrocinadores que sostienen gran parte de este circo se encuentran ahora con audiencias mínimas en casi la mitad de los grandes premios. ¿Qué pensará Repsol de su inversión millonaria cuando 10 de las carreras apenas sean vistas por una minoría? ¿Es rentable el motociclismo con esas condiciones?

Es posible que uno esté equivocado, que miles de personas se abonen y que a todo el mundo les salgan las cuentas: patrocinadores, televisiones, propietarios del mundo… Es posible, pero no probable. Esto es España, vivimos una crisis económica enorme y con tantos millones de parados es fácil conseguir audiencias millonarias con los acontecimientos deportivos pero casi imposible lograr que la gente pague dinero por ver esos mismos acontecimientos. ¡Si no lo ha logrado el fútbol… como para pensar que lo puede lograr el motociclismo!

Philip Seymour Hoffman, un ejemplo de cine

Estándar

Una de las noticias del día es la muerte de Philip Seymour Hoffman. Este actor estadounidense ha aparecido muerto después de certificar que su relación con la mala vida nunca llegó a interrumpirse del todo. Si en el apartado personal fue un desastre, en el profesional fue todo un ejemplo de actor capaz de buscar grandes papeles con pocos minutos de aparición en escena, puesto que Hoffman ha sido, sin duda alguna, uno de los mejores actores de reparto de las dos últimas décadas.

Philip_Seymour_Hoffman_2011Recientemente TVE emitió la película La Guerra de Charlie Wilson, ambientada en Afganistan y con la pelea de un senador americano por ayudar a la guerrilla en su lucha contra la URSS como argumento. Con Tom Hanks y Julia Roberts como grandes figuras del cartel, Philip Seymour Hoffman acaba comiéndose a ambos y logrando salvar el film con frases para la historia.

Los papeles de protagonista en la vida de Philip Seymour Hoffman escasearon, pero fueron resueltos de forma magistral, como Trapote o como La Duda, donde interpreta al padre Flynn en una de esas películas que llevan a pensar durante días y días.

De todos modos, si algo se puede decir de Philip Seymour Hoffman es que se había convertido en un sinónimo de calidad. Ver su presencia en un reparto significa en la mayoría de los casos que esa película iba a resultar interesante: Moneyball, Los Idus de Marzo, Cold Mountain, El Talento de Mr. Ripley, Antes de que el diablo sepa que estás muerto…

Precisamente esta película guarda una frase que bien puede aplicarse a la vida de Philip Seymour Hoffman: ”Puedes estar en el cielo una media hora completa antes de que el diablo sepa que estás muerto”. No sabemos si existe cielo o no. Y si Hoffman podrá estar una hora o el resto de la eternidad. Pero es innegable que el infierno de las drogas le alejó antes de tiempo de lo que mejor sabía hacer: interpretar a personajes comunes convirtiéndolos en personajes extraordinarios.

Pedro J. Ramírez y el sueño de ser periodista

Estándar

El periódico El Mundo anunció ayer la destitución de Pedro J. Ramírez como director. Desde ese mismo momento -e incluso unas horas antes- son muchos los artículos y los minutos de televisión y radio utilizados para criticar o elogiar a uno de los periodistas más influyentes de España. Así que resulta muy difícil pensar que pueda aportar algo diferente… Pero merece la pena intentarlo, aunque únicamente sea como nota biográfica de esa generación de jóvenes que estudiaron periodismo con el sueño de trabajar un día en El Mundo.

PEDRO J.-ELMUNDOTodavía recuerdo como si fuera ayer el primer día que conocí de la existencia de el diario EL MUNDO. Fue en un viaje en tren camino de un partido de baloncesto. Nuestro entrenador -que apenas debía superar la veintena- lo llevaba en su mano. Un servidor jamás había visto ni ese nombre ni esos colores verdes. Por aquel entonces todavía no estaba en edad de comprar periódicos… pero aquel nombre tan especial y aquella maquetación tan diferente ya nunca me volverían a resultar desconocidos.

Luego, ya en la adolescencia, hubo que elegir carrera universitaria. La opción más lógica era escoger la rama de ciencias y apostar por informática: “Es la profesión del futuro”, se decía entonces. Ahora deberíamos reflexionar y concluir que no ha cambiado mucho: informática sigue siendo la profesión del futuro, puesto que en este país parece que únicamente somos capaces de sacar partido a los camareros.

Pero volvamos a ese momento clave en la vida de un joven: el día que se rellena la inscripción de la Universidad. Las exclusivas de El Mundo habían llenado mi cabeza de pasión por el periodismo. Aquella portada de Luis Roldán tirando de la manta fue antológica.

PORTADAY así fueron cayendo los años. Nada podrá hacer que olvidemos aquellos nervios cuando en las tertulias radiofónicas de la noche explicaban que la portada del día siguiente de El Mundo estaba embargada por el propio periódico. Eso suponía un gran bombazo, puesto que no querían que la competencia pudiera saber cuál iba a ser su titular del día siguiente.

Y al día siguiente tocaba levantarse bien temprano, comprar el periódico en el primer kiosko y caminar hacia la Universidad -cincuenta minutos de viaje en metro daban para casi todo-, con El Mundo en la mano y con decenas de titulares en la cabeza. Aquello sí fue una verdadera escuela de periodismo, con ese particular uso del “ahora” que para siempre ha acuñado El Mundo: “Fulanito dice ahora que sí conocía a Menganito”. Jamás una palabra como “ahora” cobró tanta luz en el periodismo español, invento marca de la casa.

A Pedro J. Ramírez, entre otros, le debo por tanto la elección del periodismo como pasión -hoy en día difícilmente se puede hablar ya de profesión-. Sus exclusivas sobre Filesa, Roldán, los GAL… marcaron toda una época. Algunos pensaron que Pedro J. Ramírez sentía odio personal hacia el PSOE y hacia Felipe González. No nos equivoquemos: tal vez estaban en lo cierto, puesto que las batallas periodísticas muy frecuentemente acaban convertidas en batallas personales.

Pero Pedro J. no se olvidó de atacar al PP cuando se han descubierto casos como el de Bárcenas o -a nivel local- a la Generalitat Valenciana -también del PP- en temas espinosos como los trajes de Camps y el accidente del metro.

Por eso la caída de Pedro J. Ramírez es un día negro para el periodismo. Entiendo que muchos se alegren. Es lógico. Todos los señalados por un titular de El Mundo tienen motivos para sentirse contentos. Y ahí incluimos a políticos del PP y del PSOE, a sindicalistas, a empresarios… y, por supuesto, a la casa real, puesto que no hay que olvidar el empeño puesto por destapar el caso Urdangarín.

¿Tuvo razón en todo Pedro J.? Por supuesto que no. ¿Sus críticas fueron siempre inocentes? Tampoco. ¿Tiene un ego desmedido? La respuesta es obvia. Pero si el periodismo tiene futuro, éste pasa por mantener la línea valiente y crítica que siempre ha representado el diario El Mundo.

Otro día hablaremos de cómo y por qué conseguía El Mundo tantas exclusivas. Explicaremos cómo y por qué el señor Belloch, bi-ministro de Felipe González, filtraba documentos contra su jefe con la esperanza de que éste tuviese que dimitir y ser entonces coronado como nuevo presidente. Un día lo explicaremos. Hoy era el día de escribir las reflexiones personales sobre Pedro J. Aunque tal vez hubiera bastado con una única palabra: “Gracias”.

PD: Ahí dejamos dos portadas muy diferentes… o prácticamente iguales.PORTADA EL MUNDO BARCENAS ED

EL MUNDO-FILESA

El Tour de Francia cumple el guión previsto

Estándar

El TOUR DE FRANCIA anunció ayer las cuatro invitaciones para 2014. Y cumplió con el guión previsto. Estos son los puntos fuertes de los equipos seleccionados.

-IAM: Este equipo suizo parecía uno de los fijos, sobre todo gracias a los buenos refuerzos que han añadido a su plantilla de cara a 2014. En el año de su debut, 2013, lograron una docena de triunfos, cifra estimable, pero también quedó la sensación de que no era un equipo de elite sino de clase media. Para la temporada 2014, IAM fichó a Sylvain Chavanel, ciclista francés y todo un referente por su combatividad y por su calidad para las clásicas de pavés y para buscar etapas. Le acompañará, como siempre, Jerome Pineau. Además, no hay que olvidar a ciclistas como Lovkvist o Elmiger, corredores con potencial para brillar en vueltas de una semana.

-BRETAGNE: Este equipo francés llevaba muchos años llamando a la puerta del Tour, pero sin suerte. En 2014 han cambiado dos circunstacias: por un lado, la desaparición de Sojasun. Por otro lado, el fichaje de los dos hermanos Feillu, sin olvidar a Florian Vachon. Sobre el papel, es el equipo más flojo. En 2013, por ejemplo, sólo ganaron cuatro carreras y todas ellas en pruebas de nivel 1.2 o 2.2., es decir, semiprofesional. Por tanto, tienen motivos en Bretagne para estar felices, pero bien harían en buscar algún refuerzo de última hora y en seleccionar mucho su calendario. Con 16 ciclistas y muchos de ellos sub-23, el riesgo de llegar fundidos al Tour es muy alto.

-COFIDIS: Otro equipo francés, pero en este caso de indiscutible calidad deportiva. La formación del crédito por teléfono cuenta con corredores del nivel de Jerome Coppel, Rein Taaramae o, el español, Dani Navarro, quien en 2013 fue capaz de codearse con la elite del Tour, algo que ni el francés ni el estonio han demostrado con la suficiente regularidad. Además, han firmado a ciclistas interesantes como Julien Simon. Y todo ello sin olvidar a los otros dos españoles: Luis Angel Maté y Egoitz García.

-NETAPP-ENDURA: El equipo alemán se ganó el pasaporte al Tour de 2014 en la Vuelta a España de 2013. Eso es indiscutible. Tienen en Leopold Konig a un escalador con nivel más que interesante, tal y como demostró al ganar un final en alto de la Vuelta y meterse en el top10. Además, se han reforzado con Tiago Machado, quien afronta una temporada importante para certificar su incuestionable calidad. NetApp-Endura también cuenta con ciclistas de regularidad garantizada como José Mendes y con jóvenes promesas como David de la Cruz. Y todo ello sin olvidar a hombres combativos como Barta o Benedetti. En resumen, un equipo compensado y con nivel de Tour de Francia.

Tras las cuatro invitaciones, la desilusión debe estar en casa de MTN, que hasta el momento se ha quedado fuera de Giro y Tour. Pero los sudafricanos acabarán recibiendo una invitación para la Vuelta a España. Aún no se conocen los equipos seleccionados, pero vistas las decisiones de Giro y Tour, en la Vuelta se pueden dar como fijos a Caja Rural-Seguros RGA, Cofidis y MTN. La última plaza es la única que puede estar en el aire y que tal vez dependa del rendimiento de equipos como Unitedhealthcare y/o de la posibilidad de formaciones como NetApp o IAM de doblar y afrontar también la Vuelta.

Canal Cuatro se une a la comedia: Osmin, el tío de la Vara cubano

Estándar

El mundo nos depara de vez en cuando espectáculos bochornosos, como ver a un presidente de la República Francesa meter la pata con el casco de moto puesto, una imagen que quedará en la memoria colectiva mucho más que cualquiera de sus posibles logros como gestor. Así de selectivo es el cerebro. Dentro de este mundo grotesto, la televisión española y más concretamente el canal CUATRO no ha querido quedarse atrás y nos trae los viernes por la noche una revisión del tío de la Vara.

TIO LA VARAPara los que no sepan de qué estamos hablando, vamos con las presentaciones. El tío de la Vara fue un personaje creado por el cómico manchego José Mota. Vara en mano, José Mota iba repartiendo golpes a cuantos zopencos se cruzaban en su camino: desde los que aparacaban en doble fila hasta los que engañaban en su declaración de la renta.

Por contra, el personaje cómico de CUATRO dice ser un ex militar cubano y responde por el nombre de Osmin. En pocos años ha pasado de balsero ilegal a entrenador de las celebrities. En España no le vemos en ninguno de esos papeles. Aquí funciona como comediante que dice ser preparador físico, pero que trabaja como dietista -sólo permite comer a los participantes en el programa agua, pescado y ensalada-, pero sobre todo como auténtico destripador del sentido común.

OSMINEl método Osmin consiste sencillamente en no hacer una simple prueba de esfuerzo a la persona a la que se quiere entrenar. Ponerla a trabajar desde el primer día en ejercicios explosivos. Realizar trabajo físico de alto nivel de exigencia sin una mínima seguridad -con la posibilidad de lesión-… y gritarle a todo el que se cruza con él que debe hacer 10 flexiones como castigo.

OSMIN2Algunos pensarán que el método Osmin es un trabajo de preparación física o mental. Otros argumentarán que es un coach. No se equivoquen. Es una comedia de un señor al que sólo le falta la vara. Bueno, le falta la vara y aprender que ir ccorriendo por la calle con gafas de buzo o con máscara de gas… no ayuda a nadie ni a tener credibilidad ni a ser mejor deportista.

Sandro Rosell: ¡Es la economía, estúpido!

Estándar

El presidente del FC Barcelona ofreció ayer un perfecto ejemplo de un no-discurso, que es como debe ser llamada su no-rueda de prensa. En su despedida, Sandro Rosell argumentó que la denuncia del socio Jordi Cases por el caso Neymar es “temeraria e injusta”. También dijo todo lo que le ocurre es fruto de la “la desesperación y la envidia de algunos de nuestros adversarios”.

En el caso de Rosell y Neymar, habría que recordar la frase que en su día acuñó James Carville, uno de los hombres de confianza de Bill Clinton en su carrera hacia la Casa Blanca: “¡Es la economía, estúpido!”. Pues bien, señor Rosell, esto no va de envidias o denuncias temerarias. Esto va simple y sencillamente de contratos legales o ilegales. Y sobre eso… el ya ex presidente no ofreció ningún dato. Por eso es lógico hablar de un no-discurso.

NEYMAR-CHILEBEANSHace ya varias semanas escribimos en este mismo blog que era el juez el único que debía decidir si el señor Rosell y su Junta Directiva habían cometido o no delitos al firmar a Neymar. Y en eso seguimos, puesto que -no lo olvidemos- a día de hoy nada ha sido demostrado. Sin embargo, por aquel entonces ya dijimos: “El problema no parece de apropiación indebida sino simple y llanamente de operación financiera para no cumplir con Hacienda”. El propio FC Barcelona reconocía poco después que habían hecho una “ingeniería contractual” para firmar al brasileño, algo que el juez ha convertido en “simulación contractual”. Parece lo mismo, pero no lo es.

Copa Libertadores de America 2011 | Peñarol - Santos |El caso Neymar cada vez está más claro y se resume en una palabra. No, no es economía. Son ¡impuestos! Y es que el final de toda esta historia no es el hecho de que el FC Barcelona dijera haber gastado 57 cuando en realidad había empleado muchos más millones. Eso podría suponer una estafa a los socios, pero no se les ve muy preocupados ni parece tener entidad suficiente como delito penal. Tampoco nadie acusa a Rosell de haberse llevado dinero a su casa. Por tanto, esto es mucho más sencillo: Neymar tiene un contrato millonario como salario, pero hay muchos más millones que gracias a la ingeniería contractual (o la simulación, veremos lo que decide el juez y también Hacienda) se han convertido en dinero pagado en Brasil -en el mejor de los casos- y con tratamiento de dinero ingresado en una empresa cuando tal vez debía haber sido dinero pagado en España y con tratamiento de salario (con esas cantidades se paga el 55% del salario como impuesto mientras que si el dinero va a una empresa, el porcentaje es mucho menor -no más del 30% en España).

Del mismo modo que todo trabajador ve como su nómina es recortada con la retención que obligatoriamente debe practicar la empresa, en el caso de Neymar muchos de esos millones de su sueldo fueron compensados por conceptos tan “abradacabrantes” como la lucha por acondicionar fabelas o por buscar jóvenes promesas en el Santos… Ahora es un juez el que debe decidir. Pero este caso no es ninguna lucha de envidiosos contra el FC Barcelona. Esto es simplemente un caso de Hacienda contra el FC Barcelona.

 

Una enfermedad, Mariló Montero y una propuesta

Estándar

Una extraña enfermedad ha obligado al autor de este blog a permanecer en casa durante varios días, con muchas horas muertas por delante y poco humor para soportarlas. Esa experiencia poco habitual nos ha llevado a extraer conclusiones sorprendentes:

1. El televisor de mi casa también funciona por las mañanas. Desde la época de estudiante universitario, en la que uno se engancha a cualquier cosa con tal de buscar una excusa para descansar en la memorización,  jamás había vuelto a encender la tele hasta el punto de que la última que intenté comprar, pedí que fuera sólo de uso vespertino, para ver si había descuento. Pero en la tienda me explicaron que eso sólo funcionaba con los gimnasios y que las teles se compraban para usarlas durante todo el día o no se compraban.

2. Después de hacer una zapping rápido, me quedo más tranquilo. No hay mucha vida inteligente a esas horas del día en el televisor.

3. Ahora entiendo por qué se ha convertido en deporte nacional atizar con -o sin- razón a Mariló Montero, presentadora de La Mañana de La 1.

MARILO MONTEROFoto: rtve.es

Mariló Montero fue la mujer de Carlos Herrera. Y uno jamás llegará a entender como un hombre como él pudo estar tantos años casado con una mujer como ella. No explicaremos más. Con eso es suficiente para que cada uno saque sus propias conclusiones. Dentro del programa matinal, lo más sorprendente fue el mal trato general que Mariló Montero da a todos sus colaboradores e incluso al público. Y el mal trato particular que da a su cocinero, un ex seminarista llamado Sergio que, visto lo visto, tal vez jamás debió abandonar su primera vocación.

SERGIO FERNANDEZFoto: rtve.es

Después de ver el afán de protagonismo de Mariló y la paciencia del cocinero Sergio, uno no puede dejar de proponer a esta pareja de hecho una receta para el programa de mañana. Como la enfermedad parece que empieza a remitir, no lo veré. Pero no por ello hay que dejar de desearles lo mejor. Bueno, en realidad lo mejor para Sergio sería muy diferente, pero no lo podemos escribir. Así que nos limitaremos a dejar por escrito que nuestro amigo el cocinero debiera calentar un litro de tila y manzanilla a partir iguales. Y bebérselo de un trago. ¿Iba a solucionar algo? Posiblemente no. Pero sería un primer paso para que un día no explote y tengamos un drama en el plató. Y el que avisa no es traidor…

P.D.: Ya puestos, no estaría mal visto que todos los que trabajan en televisión -y los que no lo hacen, también, por favor- lucieran una sonrisa con la gente que tienen al lado. Tal vez nunca lo hayan practicado, pero les garantizo que hace que todo funcione mejor. Prueben un día. ¡Se sorprenderán!

La verdad sobre el caso Harry Quebert (mejor novela de 2013)

Estándar

Volvemos con las críticas literarias y en este caso para hablar del que para muchos ha sido el mejor libro publicado en el año 2013: LA VERDAD SOBRE EL CASO HARRY QUEBERT. Los lectores no tienen muchas dudas y los cerca de dos millones de ejemplares vendidos en todo el mundo así parecen certificarlo. En España, por ejemplo, sólo la trilogía de las sombras de Grey ha vendido más, aunque la diferencia en calidad literaria de los libros resulte indiscutible.

JOEL DICKER-JEREMY SPIERER-OKFOTO DEL AUTOR: JOEL DICKER. FOTO DE JEREMY SPIERER

El autor de la novela es un joven escritor suizo de apenas 28 años: Joel DICKER. Es su segundo libro y lo cierto es que en las casi 700 páginas -es un libro largo que se hace muy corto- consigue atrapar al lector desde el primer hasta el último minuto.

La novela se basa en un misterio que recuerda y mucho al arranque de Twin Peaks. En este caso hay que saber quién mató a Nola Kellergan, una joven desaparecida cuando apenas tenía 15 años. Todas las miradas se fijarán en Harry Quebert, un famoso novelista que mantenía una relación sentimental con la niña, lo que le convierte en sospechoso del asesinato, al margen de introducir un elemento tan viejo en la literatura como el de la Lolita de Nabokov.

portada-verdad-sobre-caso-harry-quebert_grandeEl libro, por tanto, cuenta todas las peripecias del joven Marcus Goldman, un novelista que intenta salvar el prestigio y el pescuezo de Harry Quebert intentando demostrar que su viejo profesor de literatura no es culpable de la muerte de la niña.

Bajando a las profundidades, cabe decir que la novela está muy bien escrita y que incluye fragmentos en la relación entre el viejo profesor y el joven aprendiz realmente bellos. Además, también sirve como reflexión sobre el mundo que envuelve a los escritores y las novelas. Por ejemplo, uno de los personajes afirma: “¿Qué es un editor? Un editor es un escritor frustrado que tiene un papá con suficiente dinero como para permitirle apropiarse del talento de todos los demás”.

Entre los consejos de profesor a alumno -son 31 consejos sobre cómo escribir una novela pero en realidad también sobre cómo vivir- destacamos sólo uno: “Anhele el amor. Haga de él su más hermosa conquista, su única ambición. Después de los hombres, habrá otros hombres. Después de los libros, hay otros libros. Después de la gloria, hay otras glorias. Después del dinero, hay más dinero. Pero después del amor, Marcus, después del amor no queda más que la sal de las lágrimas”.

En el lado negativo hay que señalar el final. Es emocionante, sigue estando bien escrito, pero es tanto el deseo del autor de jugar con el lector y con la historia que retuerce demasiado la trama. Sin desvelar nada, sí diremos que la respuesta que ofrece para unas cartas, por ejemplo, no es verosímil y supone un fallo evidente. Pero a Joel Dicker la historia no se le va de las manos. Es decir, a pesar de tanto giro y tanto cambio brusco, la historia se sigue leyendo con placer hasta convertirla en, posiblemente, la mejor de las publicadas en todo el mundo durante el año 2013.

Por cierto, en este LINK se pueden leer los primeros capítulos de forma gratuita.