El futuro de Astaná y su licencia, paso a paso

Estándar

La Unión Ciclista Internacional anunció ayer que la licencia WorldTour (1ª División) de Astaná debe ser revisada tras la acumulación de tres positivos en un período de margen muy estrecho. El proceso será largo. Vamos a detallarlo para evitar confusiones.

1º PASO. Comisión de Licencias. Astaná deberá acudir a la Comisión de Licencias para defender que el equipo debe seguir siendo WorldTour. En esa reunión, la UCI ejercerá de fiscal y solicitará la pérdida de la licencia. Pero la decisión no está en manos de Astaná ni de la UCI. Está en manos del tribunal y muy especialmente de su presidente, el juez Pierre Zappelli.

zappelliPara explicar mejor la mentalidad de Zappelli, contaré una anécdota personal. Uno de los días en los que he defendido a algún equipo frente a la Comisión de Licencias, surgió el tema de la Operación Puerto. La UCI criticaba que el equipo tuviera a un corredor implicado en la Operación Puerto. Zappelli, ofendido, le quitó la palabra al representante de la UCI y le explicó: “En derecho, no hay ciclistas implicados. Hay ciclistas condenados o ciclistas inocentes. Si este hombre fue condenado, dígalo. Si no lo fue, es inocente”.

La anécdota sirve para entender a lo que se va a enfrentar Astaná, con un tribunal en el que no sirve la palabrería de unos ni de otros. Es decir, tampoco Astaná puede ir a la Comisión de Licencias a hablar, hablar y hablar. Ya se vio lo que ocurrió con Katusha, que no propuso planes concretos de actuación y se quedaron fuera del WorldTour. Sin embargo, Katusha recurrió al TAS y volvió a ser aceptado. Y esa es una lección que hará que la Comisión de Licencias muy difícilmente deje fuera del WorldTour a Astaná. Es un precedente muy claro y los jueces suizos no disfrutan siendo rectificados dos veces por lo mismo. Pero no adelantemos acontecimientos… y volvamos al paso a paso.

La Comisión de Licencias debe decidir: Astaná mantiene su licencia o Astaná pierde su licencia. Si la mantiene, la UCI puede recurrir incluso al TAS solicitando que la pierda. No es normal que lo haga. Si la pierde, el equipo recurrirá al TAS pidiendo que esa decisión sea anulada.

2º PASO. ¿La vía del TAS? El TAS es el Tribunal de Arbitraje Deportivo. Es una institución de arbitraje, también radicada en Suiza. Y con experiencia en casos como el de Astaná. Por ejemplo, ahí tenemos el caso de Katusha. Pero no sólo Katusha. Cuando estalló la Operación Puerto, se pidió que Liberty perdiera su licencia y no se logró a pesar de que había un enorme número de ciclistas “implicados”. ¿Por qué no la perdió? Por algo muy sencillo de explicar en la mentalidad de un suizo: los equipos no cometen delitos. Son las personas a título individual. Por tanto, si hay un positivo, dos positivos, tres positivos o diez positivos… no pasa nada. El equipo mantendrá su licencia. Pero para ello debe ser tajante en dos puntos:

1. Apartar a todos los corredores que hayan dado positivo.

2. Tomar decisiones drásticas en el código interno: multas ejemplares, controles internos por sorpresa para completar los de la UCI… En definitiva, demostrar que has entendido el mensaje y que quieras cambiar.

3. Y, por supuesto, si algún miembro del staff técnico está implicado, también debe ser fulminado.

La conclusión es evidente. Resulta muy difícil que Astaná pierda su licencia. Pero todo dependerá de cómo se defienda ante la Comisión, en un primer paso, y ante el TAS, en un hipotético segundo.

Leave a Reply