Tiago Machado o por qué los ciclistas son héroes

Estándar

Si te gusta el ciclismo o no te gusta, da exactamente lo mismo. Hay actos que están muy por encima del ciclismo y por supuesto del deporte. Hay gestas que directamente deben ser consideradas como heróicas. Y una de ellas estuvo protagonizada ayer por Tiago MACHADO, un ciclista portugués que demostró que sólo hay una parte de su cuerpo más grande que el corazón, pero no sería elegante nombrarla.

10445109_734438716599553_6864540275299965172_nTiago MACHADO se presentaba en el Tour de Francia después de firmar su mejor temporada en el campo profesional, con victoria en el Tour de Eslovenia incluida. Luego, lo confirmó en la ronda francesa al estar siempre en el top20 y gracias a una fuga, auparse a la tercera posición de la general, sólo por detrás de Gallopin y Nibali. Todo rodaba perfecto… hasta que apareció la mala fortuna. Tiago sufría una caída brutal, en pleno descenso de uno de los muchos puertos del día y todavía a más de 100 kilómetros para la línea de meta.

Bsge1wtCEAEqUCDPocos minutos más tarde, la organización del Tour de Francia informaba con buen criterio del abandono del corredor de NetApp-Endura. A esas alturas de la película, Tiago MACHADO estaba dentro de la ambulancia, con el cuerpo lleno de sangre y golpes. No había perdido el conocimiento, pero la única solución posible era el abandono. Los doctores del Tour de Francia, responsables de la carrera, intentaron dar a Tiago MACHADO un analgésico para el dolor. Y eso lo cambió todo. El portugués se negó. Y ahí comenzó una discusión entre los médicos y el corredor, un debate que se prologón durante muchos minutos. Tiago sólo tenía un pensamiento en su cabeza: ¿dónde está mi bici? Los médicos también tenían un pensamiento en sus cabezas: ¿cuál es el hospital más cercano para que atiendan a este corredor? Como ven, no había mucho acuerdo en las líneas de pensamiento.

Así que Tiago MACHADO decidió salir de la ambulancia y subirse a su bicicleta. Y poco a poco comenzó a rodar con un obsesión en su cabeza, pisar la línea de meta. Quería decidarle esa pequeña victoria a toda su familia. Pero los doctores no lo tenían claro y con mucha frecuencia se acercaban a recordarle su recomendación de que abandonase la carrera y a comprobar que el ciclista seguía siendo consciente de todo lo que estaba haciendo. Y tanto que lo era.

Con 100 kilómetros por delante, comenzó el martirio para un Tiago MACHADO que a la altura del avituallamiento comprobó que las posibilidades de llegar dentro del tiempo máximo que se permite ceder a un ciclista eran nulas. Sabía que si llegaba a la línea de meta, iba a ser descalificado. Pero no se paró. La sangre seguía saliendo por todas las heridas y Tiago tenía la fuerza necesaria para no mirarlas. Eso sí, vio la cara de la masajista de su equipo en el avituallamiento, llena de lágrimas. Y eso le dio más fuerzas para continuar.

machado3El equipo, con buen criterio, paró a un corredor para intentar ayudar a Tiago en su gesta. No podía parar a más puesto que sabían que eso iba a significar la descalificación por llegar fuera de tiempo. Y Tiago, más de 40 minutos después de la victoria de Nibali, pisó la línea de meta. El esfuerzo había sido dantesco. Y la solución era la única posible: descalificado del Tour por llegar fuera de control. La reacción del ciclista también fue la única posible. Y una foto vale más que mil palabras.

10553448_331421340345865_1235442688175400602_nLas lágrimas de Tiago MACHADO en línea de meta y la gesta protagonizada durante 100 kilómetros de martirio llegaron al corazón de los jueces árbitros, quienes por una vez introdujeron una excepción al reglamento. Y tanto Tiago como su compañero de equipo fueron readmitidos. Hoy no hay etapa. Tal vez mañana ni siquiera pueda acabar el día si las lesiones son tan fuertes como parecieron… pero ya da igual. Tiago MACHADO se ha convertido en el verdadero héroe de esta edición del Tour de Francia y ha demostrado por qué los ciclistas son de otra pasta, porque además todo ese esfuerzo no lo ha hecho para ganar una carrera y mantener un liderato. Lo ha hecho para seguir disfrutando de su pasión: el CICLISMO. A algunos les parecerá poco. Pero para Tiago MACHADO es MUCHÍSIMO.

10501933_734438623266229_2612740841888257905_n

Leave a Reply