Sergio Maravilla Martínez, en el momento de decir adiós al boxeo en activo y centrarse en los despachos

Estándar

El combate entre Miguel Cotto y Sergio Maravilla Martínez se decidió por KO después de nueve asaltos. La esquina del hispano-argentino decidió que no saliera a boxear en los tres últimos asaltos. Y lo hizo con buen criterio, puesto que el dominio de Cotto estaba siendo incuestionable. Y ahora llega el momento de reflexionar. Los deportistas de elite y especialmente los boxeadores o los toreros nunca quieren poner el punto final a sus carreras deportivas. Y, sinceramente, ese momento ha llegado para Sergio Maravilla Martínez.

Cotto-Maravilla1-430x353Maravilla es un boxeador que siempre ha destacado por su movilidad en el ring. Su capacidad defensiva ha sido asombrosa durante toda su carrera, puesto que no se basaba en el uso de los hombros como Mayweather sino simple y llanamente en sus desplazamientos laterales, en el paso atrás y en el balanceo del tronco. Es más, Sergio Martínez muchas veces boxeaba con las manos a la altura de las rodillas confiando únicamente en sus reflejos para esquivar los golpes de los rivales. Nada de eso apareció en la velada contra Cotto.

Desde el primer asalto vimos a un Sergio Maravilla Martínez que se iba trastabillando. Si en las últimas peleas había vencido pero siempre con conteos en su contra, en esta pelea hemos visto que cualquier golpe de su rival le doblaba las rodillas, incapaces de mantenerle y mucho menos incapaces de alejarle de los puños del rival. En definitiva, la pelea contra Cotto ha sido la peor de toda su carrera deportiva en el plano defensivo.

Por eso mismo ha llegado el momento de poner el punto final. Y lo decimos desde la admiración y el cariño hacia Sergio Maravilla Martínez. Él puede decir y hacer mucho por el boxeo mundial y también por el boxeo español. Pero fuera del ring. Sergio tiene que liderar una empresa de promoción y buscar campeonatos del mundo para sus boxeadores, pero ahora mismo no está en condiciones físicas de pelear. Sus rodillas no responden y subir así al ring significa hacerlo con muchas papeletas de perder por KO. Y el boxeo no es un juego de niños en el que una derrota más o menos no signifique nada importante. Por eso mismo es el momento de ponerse los vídeos de sus triunfos con Chavez, Pavlik, Williams… y ver de nuevo el vídeo de sus dos últimas peleas. El contraste es enorme y es tiempo de asumirlo con humildad y de seguir hacia delante, con paso firme pero pensando que hay otra vida fuera del boxeo y tiene que durar muchos años y cerrarse con muchos éxitos. Sergio Maravilla Martínez tiene cabeza para eso y mucho más. Ahora es cuestión de tener la humildad necesaria para entender que no sirve de nada salir a boxear y poner el físico en riesgo… si el físico ya hace tiempo que no responde.

Leave a Reply