No entendemos el dopaje: positivo un tenista de 15 años

Estándar

La noticia negra de esta semana en el deporte es el positivo de Paco Climent, un joven tenista de sólo 15 años. Es una noticia negra y además viene a certificar que seguimos sin entender bien qué es el dopaje en el deporte y cómo podemos luchar contra él.

Sólo hay que ver las manifestaciones en Las Provincias de un portavoz de la Federación Valenciana de Tenis para entender lo mal que estamos peleando contra esta lacra: «Paco está empezando y el positivo no tiene sentido. Está en período de formación y para nosotros ha sido una auténtica sorpresa. Es un chico muy educado y tranquilo, así que nos ha sorprendido a todos», apuntan desde la Federación Valenciana de Tenis.

En fin, mientras sigamos pensando que los positivos sólo son posibles por parte de chicos nerviosos y maleducados seguiremos sin entender nada. Es lo mismo que pasa cuando sale una vecina en el telediario diciendo que el chico del quinto era muy educado y que siempre decía buenos días en el ascensor… ¿Y qué tendrá que ver eso con que sea un maltratador patológico que pega palizas sistemáticas a su mujer? Pues lo mismo: ¿qué tiene que ver ser o no una persona educada con doparse para mejorar el rendimiento?

Además, el caso es mucho más claro que lo que vienen a explicarnos, puesto que al margen de Climent ha dado positivo otro tenista de la misma escuela, el ruso Phillip Aleksayan, de 18 años. Y ambos con la misma sustancia, así que es imposible hablar de casualidad sino de causalidad.

Al parecer, ambos han afirmado que “un farmacéutico desconocido en el Granadia Tennis Club” fue el que les animó a tomar la sustancia prohibida. Y ahí es donde está la clave. Destruir la vida -y no sólo deportiva- de Paco Climent no es ninguna solución. Evidentemente ha cometido un tremendo error y debe pagar por ello. Pero hay que identificar a ese farmacéutico que tiene las narices de ofrecer una sustancia como el estanozol a un chico de ¡15 años!

La excusa de que es una persona desconocida sólo puede llevar a la risa… o a las lágrimas. ¡Siempre estamos igual en este país! Es imposible que estos chicos no sepan su nombre, su teléfono, el lugar de residencia. Y ahí es donde hay que atacar sin piedad de ningún tipo.

Además, sería bueno que Paco Climent tuviese apoyo psicológico porque el período que le viene por delante será muy duro. Por cuestiones laborales que no vienen al caso, he tratado con gente que ha pasado por ese infierno -merecidamente- y el nivel de destrucción psicológica es infinitamente mayor a lo que cualquiera puede imaginar.

Y, al mismo tiempo, sería más que interesante que el propio Paco pudiera dar charlas en todas las escuelas de tenis de la Comunidad explicándoles su caso. No sirve de nada que gente como un servidor le diga a un chaval joven que se no dope. Es mucho más efectivo que un tenista joven, de 16 años, les exponga con palabras que ellos entenderán muy bien su caso: dos años de sanción… y su carrera deportiva cortada de raíz por creer en falsas promesas. Y tampoco estaría de más que hubiese un control antidoping serio, tal y como ocurre en el ciclismo y como no sucede en casi ningún otro deporte.

En la lucha contra el dopaje, no hay fórmula mágica. Pero todo parte de un tridente: investigación policial para meter entre rejas a los tipos sin escrúpulos que ofrecen sustancias dopantes a menores -y mayores- de edad; controles antidoping serios; información clara a los más jóvenes sobre las consecuencias de cometer un error. No es la solución mágica a todos los problemas… pero quedarnos con que el chico es muy educado y con que el farmacéutico no puede ser identificado es sentar las bases para cometer el mismo error una y otra vez.

3 Comments

  1. Jorge, el dopaje es una farsa, no ayuda nada desde que limitaron el hto al 50% y el uso de diuréticos. Los 4 gurús se han hecho de oro a costa de esto no saben nada de fisiología. Su método es el “sobreentrenamiento” para que te fatigues y precises de ayudas. Yo trabajo y apenas entreno. En 2009 no gané la QH porque Sergio Pérez – fue quinto- se cayó bajando y le pasé por encima. Iba fumando en Mariel-Blanc esperando a la gente porque m parecía demasiado lejos para ir solo, sabiendo q llevaba 8 semanas de entrenamiento. La gente va sobreentrenada. En 2011 corrí la marina y entrenaba de noche de 22 a 23h. Y m bastó para ganar la coronoescalada con hto de 43%. Ojo! No estoy diciendo q los de atrás fueran dopados. Solo confirmo q con pocos km, bien aprovechados, peso ideal, y con control de sales minerales se puede rendir más q abusando de km. Es verdad q mi capacidad aerónbica es elevada, siempre por encima de 90 ml/ kg/min pero los umbrales siempre han sido bajos por escaso entrenamiento, alrededor de 70 ml/kg/ min, y eso es lo q te hace marcar la diferencia. Pero estando “fresco” no hace falta más. Ese umbral está al alcance de muchos. Solo en 2009 entrené con potenciometro y muy disciplinado y elevé el umbral a 84, y eso hace daño. Creo q es el mejor estado de forma a jamás he tenido. Y con pocos km pero aprovechando del primero al último. M encanta la fisiología y afirmo q los wattios/ kg, el VAMS – invento de un border- line como Ferrari no sirven de nada – aportenme los “sabelotodo que yo preparé a indurain, contador , ….” La medicina se basa en la evidencia, el resto es empirismo. A Jorge Quintana le animo a buscar en Google ” niveles de evidencia científica”, “medicina basada en la evidencia” y ” niveles de recomendación”. Si yo estuviera al cargo de la AMA permitiría el uso del clembuterol ( con salbutamol se consigue lo mismo), la hormona del crecimiento que baja el rendimiento, el activegin ( placebo) los perfuorocarbonos ( tóxicos y no sirven para nada, los hemos usado en transplante pulmonar n hospital la Fe y las gasometrías eran idénticas; ya no lo usamos), los anzbolizantes que a dosis bajas sirven de poco, el beneficio es bloquear el receptor de los glucocorticoides endógenos, y luego les dan cortisona!!!! – mentes maravillosas- y así una lista interminable. No pienso responder a demagogos. No m gusta malgastar mi tiempo . Resumiendo: el dopaje es un negocio y mucha gente aprovecha las carencias de los deportistas para generar la necesidad de su uso. Nunca harás de un burro un caballo de carreras. EVIDENCIA…

    • Hola, Carlos. En líneas generales, estoy totalmente de acuerdo con la línea de tu argumentario.

      No comparto lo de Ferrari como border-line. Ferrari (y todos los demás) fue mucho más peligroso que un border-line. Sobre todo fue un encantador de serpientes. Y eso es lo que le hace peligroso, porque es capaz de convencer a los esquimales de la necesidad de comprar cubitos de hielo.

      El problema ahora en la elite no es el dopaje. Sinceramente sé que a mucha gente le costará creerlo. Pero ahora mismo, la elite está más limpia de lo que jamás soñamos que estuviera. Y como dices tú, creo que uno de los grandes problemas que existe entre esa elite es que muchos siguen entrenando con los viejos parámetros. Yo he visto a gente entrenar en Sierra Nevada (altitud) a unos niveles -y desde el primer día- que no tienen sentido alguno, puesto que sin la recuperación de antaño es imposible. ¿Resultado? Salen de la concentración de altitud andando menos que nunca y completamente reventados.

      De todas maneras, el gran freno al dopaje no fue la limitación al 50% sino el pasaporte biológico y los constantes controles en casa -fuera de competición-.

      • Ferrari fue un icono porque fue el primer “médico” – licenciado mejor – que se atrevió a usar deportistas como cobayas y administrar tanta EPO que llevaban la sangre como el aceite. Yo no m atrevería a poner a un humano con 70% – y no es porque tengan bajas pulsaciones, porque al fin y al cabo el gasto cardíaco es el mismo y las arterias están sanas y es gente joven- sino por el peligro que supone la deshidratación. En la policitemia vera , típica en gente mayor de 60 años se han visto casos de 80% de hto, y en la mayoría no han tenido trombosis, solo cefaleas e hipertensión, pero tras 220 km 70 pueden ser 85 o quizá mas. Hay estudios que demuestran que a mayor viscosidad llega un punto, cercano al 50% de hto, que el trabajo del corazón se dispara exponencialmente y no compensa, pero son estudios en reposo. La realidad es que en pleno esfuerzo la sangre fluye más rápido y a mayor hto mayor capacidad aeróbica. Es decir, con 70 mejor que con 50. 10 puntos de hto mejoran aprox un 7% el VO2 max. Y Ferrari eso lo pudo comprobar. Fue un camicaz. Pero logró un prestigio entre la comunidad ciclista. Eufe dió un paso gastándose un dineral en un concentrador de hematíes. Los ” pobres” se reinfundían sangre total, que no puede aguantar más de 15 días fuera del cuerpo. El tema de los anabolicos es una cosa más complicada, ese tema lo expondré un día que surja un positivo por andrógenos – saludos de mi parte a Landis si alguien lo ve-.

Leave a Reply