Manny Pacquiao y el ocaso de los dioses

Estándar

El filipino Manny Pacquiao volvió al ring el pasado sábado y lo hizo para ganar cómodamente a Timothy Bradley (a los puntos, pero por decisión unánime). Su victoria nos hace pensar en el ocaso de los dioses o dicho de otro modo… ¿cómo puede desaparecer una estrella?

MANNYHubo un momento, especialmente tras la derrota por KO contra Juan Manuel Márquez, en el que pareció que el ocaso de Pacquiao iba a llegar por explosión, de un día para otro y dejándonos sólo vídeos de su carrera, puesto que parecía que no iba a volver a subir al ring. Pero lo hizo y ganó a Brandon Ríos. Y ha vuelto a ganar a Timothy Bradley, hasta ese momento campeón mundial.

Esta última victoria hace pensar que Pacquiao está protagonizando en la parte final de su reinado no una explosión sino un lento eclipse en el que paso a paso va perdiendo su principal característica: la velocidad. Es obvio que el mejor Pacquiao ya nunca volverá. Pero también lo es que boxeando a su nivel actual sólo un par de boxeadores pueden estar a su nivel. Floyd Mayweather, que nunca se ha atrevido al enfrentamiento directo, y Juan Manuel Márquez, quien por su boxeo a la contra es la particular criptonita del superman filipino.

Lo gracioso es que Brandon Ríos y Timothy Bradley creyeron que iban a poder ganar a Pacquiao. En el caso de Bradley fue increíble verle el sábado arrinconado contra las cuerdas buscando el momento para tumbar a Pacquiao y ganar por KO. ¡Increíble! Si Bradley destaca por algo es por su movilidad y su buen boxeo en línea y no por la potencia de sus puños, así que equivocó totalmente la táctica y como no podía ser de otra manera, perdió.

En su horizonte vuelven a planear las mismas peleas de siempre: contra Márquez, sería la quinta entre ambos, o contra Mayweather, sería la primera y llegaría con muchos años de retraso respecto al mejor momento de ambos. Sea cual sea, no aparecen otros combates que despierten ilusión entre los aficionados al boxeo.

Leave a Reply