Ferdinand Von Schirach y Culpa, un autor y un libro inolvidables

Estándar

Si estás de buen humor, no leas a Ferdinand Von Schirach. Si estás deprimido, tampoco leas a Ferdinand Von Schirach. En realidad, nunca es un buen momento para leer a este abogado alemán. Pero sus libros ejercen una atracción magnética a la que es imposible resistirse y por la que cualquiera que abre la primera de las páginas… está enganchado para siempre. Pero ¿quién es Ferdinand Von Schirach?

VON SCHIRACHTal y como comentábamos, Ferdinand Von Schirach es un abogado alemán, nieto del jefe supremo de las Juventudes Hitlerianas y uno de los pocos hombres que ha admitido públicamente conocer todos los planes de Hitler para el asesinato sistemático de judíos. Su nieto se encarga de defender casos imposibles -ojo, nunca defiende a neonazis- y, últimamente, también a resumirlos en libros. El primero de ellos era CRIMEN, un obra corta e impactante. El segundo y ahora analizado es CULPA, otra obra igualmente corta pero todavía más impactante.

CulpaEn CULPA, Ferdinand Von Schirach resume algo más de una docena de casos en el que se mezclan violaciones, asesinatos, estafas… y en las que resulta imposible dejar de reflexionar sobre la difícil función del abogado defensor.

Para entender mejor a Von Schirach, nada mejor que resumir uno de sus casos: un hombre joven y triunfador es acusado de abusos sexuales por una niña. El hombre es condenado a la cárcel, su mujer se divorcia de él y acaba completamente arruinado. Años después sale de la cárcel e inicia una vida más propia de un mendigo. Es entonces cuando se cruza con la niña, que ahora ya tiene casi 18 años, y decide asesinarla. Al final se arrepiente y se entrega en el despacho de Von Schirach acusándose de un delito no cometido: matar a la niña que arruinó su vida. El abogado se sienta con la joven, explica el caso… y comprueba con sorpresa como ella reconoce que mintió en la acusación de acoso sexual porque tenía celos de él, ya que ella quería tener a su mujer y profesora sólo para ella. El hombre es absuelto una década después y recibe una compensación de 30.000 euros. Pero no recupera su vida pasada. Se limita a servir cafés en un bar… donde Von Schirach desayuna con frecuencia. Nunca hablan del caso.

Así es Von Schirach. Así son sus casos. Crueles. ¡Como la vida misma!

Leave a Reply