Blade Runner, la máquina de la verdad y asesinos que no pueden fumar

Estándar

No hace muchos días hablábamos de BLADE RUNNER, la película de Ridley Scott. Y decíamos que este film de ciencia ficción (basado en una novela de Philip K. Dick) había intentando predecir cómo sería el mundo en el año 2019. Evidentemente, todavía no hay robots que puedan ser confundidos con los seres humanos (hilo argumental de la novela y de la película), aunque sí parece que hay personas que tal vez no sean seres humanos.

BLADE RUNNERViene esto a cuento de la NOTICIA publicada en la prensa hace apenas unos días. Al parecer, por primera vez en España un juez ha aceptado que un acusado de asesinato tenga que pasar una prueba similar al polígrafo (o máquina de la verdad).

De todos modos, el test no será el habitual polígrafo en el que se miden variables como la tensión, el pulso, la sudoración… En realidad, el test al que se someterá al sospechoso de asesinato es un examen para comprobar las ondas cerebrales y así poder confirmar o no la acusación y también el lugar donde puede estar el cadaver de la mujer del acusado.

En la película Blade Runner, un joven Harrison Ford sometía a los sospechos de ser replicantes (robots) a un test de lo  más curioso. Si no lo han visto, pueden ver la película entera… o ver este test en el siguiente LINK.

Como ven, en Blade Runner se analizaba las reacciones en el ojo… sin importar que el sujeto fumase o no. En eso, Ridley Scott se equivocó. ¡Y mucho! En 2019 ya es posible que un juez autorice el uso de máquinas para saber si somos asesinos o no, puesto que la justicia en Estados Unidos, Israel, Japón y ahora también en España empieza a validar este tipo de estudios, pero amigo Ridley… jamás permitirán al acusado que fume. Sólo por eso, ¡acabaría en la cárcel!

Leave a Reply