¿Por qué el TAS no da la razón al FC Barcelona y sí a la FIFA?

Estándar

Lo primero que hay que entender cuando uno va al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) es que tiene casi todos las papeletas para ser condenado. Veamos, el TAS es un tribunal de arbitraje cuya existencia arranca de un punto clave: las grandes federaciones internacionales de todos los deportes le han conferido la autoridad necesaria para consolidarse como el último órgano judicial al que se puede apelar. Sin el reconocimiento de las grandes federaciones, los procesos acabarían eternizándose en la justicia ordinaria y, lo que es peor, esas mismas federaciones podrían ver derrotados sus argumentos con facilidad, puesto que la justicia de cada país suele ser mucho más garantista que la que viene aplicando el TAS.

Por tanto y dicho en cristiano, para el FC Barcelona ir al TAS a luchar contra la FIFA era ni más ni menos que jugar un partido fuera de casa. Y si no, ahí están las estadísticas. ¿Cuántos casos por dopaje por ejemplo han sido anulados por el TAS y en cuántos se ha sancionado a los deportistas y apoyado a las federaciones? La inmensa mayoría.

266164_le-tribunal-arbitral-du-sport-tas-a-lausanne-le-6-fevrier-2012Un buen amigo y abogado, de los que ha ido a estos tribunales e incluso ha ganado, me decía que ante el TAS no hay que acudir con palabrería sino que hay que apelar siempre al fondo de la cuestión. Y ése es el gran problema de la sanción del FC Barcelona. En el fondo de la cuestión, el FC Barcelona había incumplido la normativa y no había cambiado su forma de actuar a pesar de los consejos recibidos. Y ahí es donde se pisa terreno pantanoso, puesto que los suizos en general y el TAS en particular jamás aceptará que un condenado reciba un toque de atención y no cambie de actitud.

Pero el tema del FC Barcelona tiene un último punto realmente escandaloso. El sistema en el TAS hace que la FIFA designe a uno de los tres jueces, el FC Barcelona designe a otro y el propio TAS acabe eligiendo al último. Habrá que esperar a tener el fallo completo, pero si como parece también el juez designado por el club catalán ha votado contra el Barça, la cuestión está más que clara: el FC Barcelona no tiene la razón y, además, se debe haber defendido realmente mal.

A partir de ahí se puede hablar de que la FIFA es corrupta, de que un rival ha denunciado anónimamente y por tanto existe una mano negra… pero todo eso no dejan de ser argumentos infantiles que ignoran la realidad del TAS, un tribunal que en su gran mayoría de fallos apoya a las federaciones y que jamás va a analizar el ruido ambiental ni las portadas de la prensa nacional. Para ellos, lo que cuenta es el fondo y el FC Barcelona debería empezar a hacer autocrítica después de un fallo que le deja un año sin fichajes, con un claro perjuicio deportivo y, por supuesto, con un torpedo económico para los periódicos, que viven en gran medida de anunciar fichajes mediáticos.

El mejor libro del año 2014: Culpa, de Ferdinand Von Schirach

Estándar

En nuestro repaso particular del año 2014, ya tenemos un claro ganador. El libro es “Culpa”, escrito por Ferdinand Von Schirach. Es cierto que la obra fue escrita a principios de la década, pero personalmente ha llegado a mis manos este año y así lo dejamos escrito en su día. El libro es realmente impactante… mucho más incluso que el propio autor, quien también tiene letra pequeña.

Si estás de buen humor, no leas a Ferdinand Von Schirach. Si estás deprimido, tampoco leas a Ferdinand Von Schirach. En realidad, nunca es un buen momento para leer a este abogado alemán. Pero sus libros ejercen una atracción magnética a la que es imposible resistirse y por la que cualquiera que abre la primera de las páginas… está enganchado para siempre. Pero ¿quién es Ferdinand Von Schirach?

VON SCHIRACHTal y como comentábamos, Ferdinand Von Schirach es un abogado alemán, nieto del jefe supremo de las Juventudes Hitlerianas y uno de los pocos hombres que admitió públicamente conocer todos los planes de Hitler para el asesinato sistemático de judíos. Por eso resulta cuanto menos curioso el estilo y la temática de los libros de su nieto.

El citado nieto, Ferdinando Von Schirach, se encarga de defender casos imposibles -ojo, nunca defiende a neonazis- y, últimamente, también a resumirlos en libros. El primero de ellos era CRIMEN, un obra corta e impactante. El segundo y ahora analizado es CULPA, otra obra igualmente corta pero todavía más impactante.

Culpa

En CULPA, Ferdinand Von Schirach resume algo más de una docena de casos en el que se mezclan violaciones, asesinatos, estafas… y en las que resulta imposible dejar de reflexionar sobre la difícil función del abogado defensor y sobre la condición difícilmente calificable como humana de algunos seres humanos.

Para entender mejor a Von Schirach, nada mejor que resumir uno de sus casos: un hombre joven y triunfador es acusado de abusos sexuales por una niña. El hombre es condenado a la cárcel, su mujer se divorcia de él y acaba completamente arruinado. Años después sale de la cárcel e inicia una vida más propia de un mendigo. Es entonces cuando se cruza con la niña, que ahora ya tiene casi 18 años, y decide asesinarla. Al final se arrepiente y se entrega en el despacho de Von Schirach acusándose de un delito no cometido: matar a la niña que arruinó su vida. El abogado se sienta con la joven, explica el caso… y comprueba con sorpresa como ella reconoce que mintió en la acusación de acoso sexual porque tenía celos de él, ya que ella quería tener a su mujer y profesora sólo para ella. El hombre es absuelto una década después y recibe una compensación de 30.000 euros. Pero no recupera su vida pasada. Se limita a servir cafés en un bar… donde Von Schirach desayuna con frecuencia. Nunca hablan del caso.

Así es Von Schirach. Así son sus casos. Crueles. ¡Como la vida misma!

La mejor película del año: Boyhood

Estándar

Dentro del repaso del año 2014, debe haber un hueco para recordar la mejor película vista durante los últimos 12 meses. Y el título indiscutible es para Boyhood. Ahí va la crónica de este relato maravilloso…

Dejando a un lado ese peculiar paciencia de Linklater [el director] para invertir 12 años en un proyecto, vamos al fondo de la historia: es la infancia y adolescencia de un niño de padres divorciados en Estados Unidos. Y no hay nada extraordinario en el relato. El niño no un ningún cerebrito (es más, repite curso tras la separación de sus padres), el niño tampoco es un genio de los deportes… Al final, es un niño cualquiera al que no le ocurre nada extraordinario durante toda su infancia o adolescencia. Y esa es precisamente la grandeza de Linklater, quien consigue entretenernos durante casi tres horas de película haciendo algo que sólo los más grandes consiguen: borrar las barreras de cine y vida consiguiendo que la película se convierta en un pedacito de vida de un grupo de personas. (En eso hay ciertos toques a Rohmer, aunque salvando las distancias de edad y cultura entre ambos).

Boyhood_Momentos_de_una_vida-954973569-largeDurante las tres horas de película vemos al niño cambiar numerosas veces de casas, de amigos, de familias… a cuenta de los tres divorcios de su madre. Y le vemos dirigirse hacia la Universidad con esa mezcla tan propia de los americanos: tienen que madurar para irse a estudiar a miles de kilómetros de sus familias, conseguir dinero para pagarse los estudios… y cuando llegan a la Universidad siguen siendo niños más obsesionados por beber y conocer a chicas que por los estudios. Pero así es la vida misma: invertimos miles de horas en prepararnos para retos para los que no estamos preparados.

La película no es apta para todos los públicos. Si buscas explosiones, disparos, persecuciones arriesgadas, efectos especiales… no vayas a verla. Los grandes efectos especiales que usa Linklater son los de la vida misma: el paso del tiempo. Y no hay ningún efecto especial tan arrollador como ése. Ahora, si tuviste un amor infantil-juvenil al que no has vuelto a ver, si recuerdas con cariño una casa que tus padres decidieron abandonar un día sin que tu supieras muy bien por qué, si echas de menos un lugar al que ibas a veranear en la adolescencia, si un día dejaste en el camino de la adolescencia a un amigo al que añoras… en definitiva, si te interesa la vida, te interesa Linklater y su cine!

PD: El actor Ethan Hawke debería firmar un acuerdo de por vida con Richard Linklater. Nadie como Linklater sabe sacar lo mejor de este hombre que vuelve a ejercer, una vez más, de padre divorciado, buena persona e irresponsable a partes iguales.

Mi disco favorito del año: Porvenir, de Marlango

Estándar

En el resumen del año también tiene que haber espacio para la música. Sin duda alguna, mi favorito de la “temporada” 2014 es Porvenir, de Marlango. Como de la música es muy poco lo que se puede decir (cada uno tiene sus gustos), será mejor dejaros escuchar el primer single/vídeo:

DINERO

PORVENIRDe todos modos, la canción en la que colaboran con Bunbury no es mi favorita. Personalmente, me gustan mucho más otras dos canciones del disco: “Te quiero creer” y “Puede”. Ahí va un fragmento de “Puede”

Puede que quieras dejar
una vela encendida
para poder regresar
cuando no puedas más

Mientras se pueda soplar
puede volver a quemar

El cielo ha vuelto, el libro más decepcionante del año

Estándar

Después de un período ajetreado, retomamos el blog con el resumen de lo visto y leído durante todo el 2014 y muy especialmente también en estas semanas de silencio. Para empezar, el libro más decepcionante de todos los leídos este año: El cielo ha vuelto, de Clara Sánchez. Sinceramente, la novela es una decepción sin paliativos. No hay nada que pueda salvarse en el naufragio de la obra: ni el fondo ni la forma.

La historia, que increíblemente fue premiada con el Premio Planeta de 2013, se centra en la vida de una modelo, llamada Patricia. Ella, envuelta en un mundo de intereses cruzados, siente que todo en su vida se está torciendo. Una adivinadora, Viviana, le empieza a dar pistas sobre lo que sucede y, a partir de ese punto, Patricia analiza los motivos que tienen sus padres, su hermana, su pareja, las otras modelos, sus jefes en la empresa de representación… para odiarla. De ese modo, nos intenta construir la historia de cómo vive y trabaja una modelo. O eso es lo que pretende, porque se queda terriblemente lejos de sus objetivos.

C_El cielo ha vuelto.inddAl final, toda la novela es un quiero y no puedo, es un ejercicio de superficialidad que, en el mejor de los casos, parece fruto de un encargo de última hora para ganar El Planeta, en el que hay que rellenar más y más páginas sin concretar nada y sin profundizar. Por tanto, El cielo ha vuelto es una obra más que prescindible donde los personajes son tan planos como escasamente creíbles y donde la historia es digna de sorpresa por su ausencia de verosimilitud.

Sin embargo, no sería justo acabar este análisis hablando sólo de puntos negativos porque Clara Sánchez no lo merece. Si alguno de los lectores de este blog jamás ha leído un libro de ella, no debería dudar a la hora de hacerlo. Por supuesto, debe prescindir de El cielo ha vuelto, pero hay dos novelas más que interesantes: Lo que esconde mi nombre (Premio Nadal 2010) y Entra en mi vida (2012). Cualquiera de las dos, sin ser obras de arte, son libros bien escritos, con personajes interesantes, con tramas bien construidas… Lo dicho, libres recomendables para todo tipo de lector. Lo decepcionante es que con esos precedentes tan positivos, El cielo ha vuelto sea un libro tan mediocre.