España tiene un problema con el dopaje

Estándar

España tiene un problema con el dopaje, aunque en realidad deberíamos decir que tiene muchos problemas con el dopaje. Sólo basta echar un vistazo al caso de Marta Domínguez y comprender rápidamente el esperpento que estamos montando y luego preguntarnos en voz alta por qué somos el hazmerreír de Europa. ¡Resulta obvio!

Pero vamos ahora con otro detalle significativo. Hoy sale en la prensa un ciclista que en el Tour del año 2008 dio positivo, la policía francesa entró en la habitación de su hotel… y a partir de ahí ya no tenemos muchos más datos sobre lo que ocurrió. Sabemos que el corredor colaboró con las autoridades policiales y judiciales, lo que presuntamente debía servirle para volver al ciclismo antes y para limpiar su expediente gracias precisamente a esa colaboración, al arrepentimiento.

Ayer, en un debate organizado por la Agencia Española de Protección para la Salud, en la Facultad de Deportes de la Politécnica, el ciclista -o tal vez fuera la prensa a la hora de hacer el resumen- lanzó un mensaje equivocado: “Arrepentirme no me sirvió de nada”. Para los que quieran leer la noticia con una mayor amplitud, no duden en entrar en este LINK.

Decimos que el mensaje es equivocado porque lo es. Y no viene sino a demostrar, una vez más, que el deporte español no acaba de entender la realidad del dopaje. El mensaje que debería haber lanzado en esa misma conferencia es diferente: “Doparme no me sirvió de nada”.

Es cierto que la conferencia estaba centrada en los arrepentidos y las repercusiones de los arrepentidos. Pero el problema no está en ese paso. El problema llegó un paso antes. Otra cosa es que, tal y como denuncia el ciclista, vivamos un mundo hipócrita. Eso no admite discusión. Pero el mensaje del error no está en el arrepentimiento.

Neymar también tendrá que pagar a Hacienda… en Brasil o España

Estándar

Cuando arrancó el caso Neymar, publicamos una entrada en este mismo blog en la que ya apuntábamos lo que al final ha acabado ocurriendo: Hacienda considera -y esa idea ha sido ratificada por fiscalía y por el juez Ruz- que los muchos millones cobrados por el papá del futbolista brasileño no son fruto de ningún traspaso ni de ninguna indemnización sino simplemente el pago del salario de su hijo, camuflado en operaciones de ingeniería contractual para evitar el pago de impuestos. Y, por tanto, hay que pagar impuestos como si hubiera sido parte de su sueldo.

Eso ha supuesto que el FC Barcelona se plantee pagar a cuenta los 9 millones de euros que debía haber retenido a Neymar, puesto que en España la obligación de ingresar la retención de los impuestos es de la empresa y no del trabajador. Eso le librará de la primera parte: el dinero que debía haber retenido. Pero no de la segunda: la multa. La cifra debe ir desde los cuatro millones hasta casi 60. Pero Hacienda no suele aplicar multas máximas cuando el investigado paga rápidamente lo requerido, tal y como ha hecho el FC Barcelona.

Pero atención porque el trabajador también tiene su obligación y eso es algo de lo que hasta ahora no se está hablando en ningún medio de comunicación: Neymar tendrá que declarar ese dinero como sueldo. Y, por tanto, también tendrá que pagar en junio de 2014 sus impuestos del año 2013. Y que todos esos millones sean considerados como salario a buen seguro que le van a acabar suponiendo un pago muy alto en España y/o en Brasil.

Decimos esto porque a efectos legales, Neymar no ha sido residente español en 2013 -más de la mitad del año ha vivido en Brasil-, pero eso no significa que no tenga que pagar impuestos. Ahora todo el mundo sabe lo que escondía la operación y en la Hacienda de Brasil estarán esperándole con los brazos abiertos para hacerle pagar la diferencia de lo retenido en España hasta el tipo de gravamen que se pague habitualmente en Brasil. Y no hablamos de poco. Pero es que Hacienda puede interpretar que todos los millones recaudados por el papá del futbolista no deben ser aplicados al ejercicio de 2013 sino al global del contrato, lo que inflaría la multa, puesto que obligarían al club y futbolista a pagar otros nueve millones.

De todos modos, el FC Barcelona y Neymar pueden asumir esta opción como la menos mala: pagarán multas -la vía penal es difícil que lleve a alguien a la cárcel, puesto que la prioridad para Hacienda es recuperar el dinero- y cerrarán el caso. La alternativa es todavía peor, puesto que si finalmente este dinero no es considerado como pago de salario sino como traspaso, será el Santos y la empresa que tenía el 40% de sus derechos los que acudan a los tribunales -en realidad, ya lo han hecho-. Y lo harán con una acusación por estafa. Lo único que el Barça y Neymar pueden tener claro es que nadie les puede condenar dos veces por lo mismo: o era sueldo o era traspaso. Pero no las dos cosas.

El chiste de ETA

Estándar

El cómico Joaquín Reyes tiene un chiste muy famoso que viene a ser algo parecido a lo siguiente:

-”¿Por qué los delincuentes son todos tan organizados? Resulta que cada vez que los detiene la Policía Nacional o la Guardia Civil, todos tienen una mesa en el comedor de su casa donde han colocado por orden todos los billetes, todas las armas, toda la droga… todo bien colocadito. Por eso mismo yo no puedo ser delincuente, porque lo tendría todo por ahí tirado de mala manera”.

ARMASEl chiste viene a cuenta de la entrega de armas de ETA. Dos encapuchados ponen sobre una mesa un par de pistolas, un centenar de balas y un paquete de chicles -echamos en falta una consola Play Station para darle más credibilidad- y dicen que es un paso significativo en su voluntad de abandonar la lucha armada. Ahora la pregunta es: ¿cuántos pasos más como ése harían falta para acabar con todo el arsenal de armas de la banda: mil, dos mil…? Pues eso, un chiste.

La lluvia, la melancolía y la infancia

Estándar

La lluvia y los domingos por la tarde luchan de igual a igual en la generación de melancolía. Y si la lluvia llega un domingo por la tarde… resulta evidente que es imposible no mirar hacia el pasado.

En Valencia es tan extraordinario vivir un día de lluvia que nadie tiene a mano el paraguas. Algunos, los previsores y organizados, lo buscan con calma y paciencia en algún rincón de un armario poco frecuentado. Y salen a la calle sabedores de que no se van a mojar, pero sin una sonrisa en la cara, puesto que maldicen la molestia de la lluvia. Otros, los caóticos, preferimos salir a la calle sin paraguas… y sentir las gotas sobre nuestras cabezas.

paraguas_lluvia_flicker_claudio_nunez_020413_0Foto: Claudio Nunez

Porque la lluvia conecta nuestro cerebro con los recuerdos y, sobre todo, con la infancia, con esos 800 metros desde el colegio hasta la casa. ¿Cuántos días se hizo el camino con lluvia? No muchos, pero se recuerdan casi todos. Se recuerda, por ejemplo, por qué era mejor bajar por el lado izquierdo que por el derecho de la calle, puesto que al llegar a la torre había más balcones y muchísima más protección…

torre-torrent-crida-2010Foto: Vivelasfallas.es

Se recuerda, por ejemplo, la eterna duda sobre la conveniencia o no de correr. Andando se tarda más, pero corriendo crece la sensación de estar empapándose por culpa del agua. Se recuerda, por ejemplo, el debate sobre si había que arrimarse mucho a la pared. Es obvio que los balcones ofrecen protección, pero también hay un peligro: si hay mala suerte, un canalón de un tejado puede mojarte más en un segundo que cualquier lluvia.

Y se recuerda el olor especial que deja la lluvia cuando cesa y empieza a secarse: el asfalto, los coches y, sobre todo, los pinos evaporan las gotas de agua dejando un aroma inolvidable.

Pero por encima de todo lo demás se recuerda la pregunta de la madre al llegar a  casa: ¿te has mojado mucho? Y la respuesta automática que no salía de tus labios: visita al cuarto de baño para secar el pelo… Ese sí que era el segundo mágico del día, sentir la protección de unas manos que se metían entre tu pelo y que penetraban también en tu cabeza diciendo invisiblemente que velaban por ti. Esa es la infancia que ahora debemos construir para otros.

La subida más famoso de España no es El Angliru

Estándar

Durante muchos años, la subida más famosa en España fue la de los Lagos de Covadonga, un puerto que gracias al ciclismo pasó a ser conocido por muchos españoles, lo que provocó un auge del turismo en la zona como jamás se había visto. Luego, décadas después, llegó la explosión de El Angliru, otro puerto asturiano que pasó a ser conocido en todo el mundo y de nuevo de la mano de la Vuelta a España.

Sin embargo, hoy sábado veremos en acción -aunque brevemente- otra de las subidas famosas en la orografía española. Tal vez sea la más famosa de todas: la rampa que lleva a los juzgados de Mallorca.

CASTRO005.JPG

Sin embargo, no es seguro que veamos a la infanta Cristina ni bajar ni subir esa famosa rampa. Los gregarios han trabajado duro para que no sea necesario ese esfuerzo.

De todos modos, estaremos pendientes para ver al personaje más curioso de todos cuantos están actuando en esta obra de teatro, un fiscal que trabaja como abogado defensor y que dedica todos sus esfuerzos a intentar salvar a un imputado. ¡Lo nunca visto!

Para los que vean los programas de televisión en directo, por favor, busquen una figura como la de esta foto. Si la encuentran, díganlo. Es interesante saber si los que actuan como bufones de la corona visten así o siguen empeñados en llevar traje y corbata. El hábito no hace al monje, dicen… aunque aquí se estila más el papel bufonesco que el de monje.

bufon

Las motos, por canal de pago: ¿inicio del declive?

Estándar

El Mundial de Motos sólo se podrá ver por completo a través de Movistar TV, el canal de pago de la empresa de telefonía. Al parecer, habrá 10 carreras que únicamente se puedan ver a través de esta plataforma mientras que el resto de podrán ver, como venía sucediendo, por Tele 5.

La decisión, al margen de sorprendente, supone un punto de inflexión en la historia del deporte de las dos ruedas. Y también en la historia de los derechos televisivos de pago. Los antecedentes no son nada positivos. Veamos las posibilidades:

JORGE LORENZO-El Mundial de Motos es un espectáculo que tradicionalmente ha funcionado muy bien en audiencia en España.

-El dominio de los pilotos españoles es abrumador en los últimos años, lo que casi resta emoción.

-Sin embargo, la pelea en Moto GP entre pilotos de la personalidad de Jorge Lorenzo y Marc Márquez -sin olvidar a Pedrosa- consiguieron que en 2013 el Mundial de motos fuera una referencia indiscutible para los aficionados al motor, pero también para el gran público.

-Con un producto que engancha, se toma el riesgo de pasar a un canal de pago para intentar que la afición se abone. ¿Lo conseguirán? Sinceramente, no lo parece. Y por varios motivos:

1. España es un país donde no existe tradición de pago por los acontecimientos deportivos, ni por el cine, ni por prácticamente nada. El pirateo, con webs de árbitros famosos de por medio, es moneda común.

2. Anteriores experiencias como la del baloncesto y Canal Plus fueron un auténtico desastre. Y no será por falta de cariño -o medios- de Canal Plus hacia el deporte.

3. Además, hay un aspecto que se está olvidando y que resulta vital: los patrocinadores que sostienen gran parte de este circo se encuentran ahora con audiencias mínimas en casi la mitad de los grandes premios. ¿Qué pensará Repsol de su inversión millonaria cuando 10 de las carreras apenas sean vistas por una minoría? ¿Es rentable el motociclismo con esas condiciones?

Es posible que uno esté equivocado, que miles de personas se abonen y que a todo el mundo les salgan las cuentas: patrocinadores, televisiones, propietarios del mundo… Es posible, pero no probable. Esto es España, vivimos una crisis económica enorme y con tantos millones de parados es fácil conseguir audiencias millonarias con los acontecimientos deportivos pero casi imposible lograr que la gente pague dinero por ver esos mismos acontecimientos. ¡Si no lo ha logrado el fútbol… como para pensar que lo puede lograr el motociclismo!

Philip Seymour Hoffman, un ejemplo de cine

Estándar

Una de las noticias del día es la muerte de Philip Seymour Hoffman. Este actor estadounidense ha aparecido muerto después de certificar que su relación con la mala vida nunca llegó a interrumpirse del todo. Si en el apartado personal fue un desastre, en el profesional fue todo un ejemplo de actor capaz de buscar grandes papeles con pocos minutos de aparición en escena, puesto que Hoffman ha sido, sin duda alguna, uno de los mejores actores de reparto de las dos últimas décadas.

Philip_Seymour_Hoffman_2011Recientemente TVE emitió la película La Guerra de Charlie Wilson, ambientada en Afganistan y con la pelea de un senador americano por ayudar a la guerrilla en su lucha contra la URSS como argumento. Con Tom Hanks y Julia Roberts como grandes figuras del cartel, Philip Seymour Hoffman acaba comiéndose a ambos y logrando salvar el film con frases para la historia.

Los papeles de protagonista en la vida de Philip Seymour Hoffman escasearon, pero fueron resueltos de forma magistral, como Trapote o como La Duda, donde interpreta al padre Flynn en una de esas películas que llevan a pensar durante días y días.

De todos modos, si algo se puede decir de Philip Seymour Hoffman es que se había convertido en un sinónimo de calidad. Ver su presencia en un reparto significa en la mayoría de los casos que esa película iba a resultar interesante: Moneyball, Los Idus de Marzo, Cold Mountain, El Talento de Mr. Ripley, Antes de que el diablo sepa que estás muerto…

Precisamente esta película guarda una frase que bien puede aplicarse a la vida de Philip Seymour Hoffman: ”Puedes estar en el cielo una media hora completa antes de que el diablo sepa que estás muerto”. No sabemos si existe cielo o no. Y si Hoffman podrá estar una hora o el resto de la eternidad. Pero es innegable que el infierno de las drogas le alejó antes de tiempo de lo que mejor sabía hacer: interpretar a personajes comunes convirtiéndolos en personajes extraordinarios.