Amadeo Salvo: luces, sombras y retos para el futuro

Estándar

El Valencia Club de Fútbol ya tiene nuevo dueño: el empresario Peter Lim (Singapur). En principio, parece garantizado que el actual presidente, Amadeo Salvo, seguirá al frente de la gestión del club. Así que llega la hora de analizar -sin pasión- las luces y sombras de su gestión al frente del Valencia. Y también sus retos para el futuro.

AMADEO SALVO-AURELIO MARTINEZSOMBRAS DE LA GESTIÓN DE AMADEO SALVO

-La primera y principal ha sido la parcela deportiva. El equipo acaba la Liga en 8ª posición, fuera de Champions y fuera de Europa League. El resultado final no ha sido sino la consecuencia de un error deportivo detrás de otro. Pero también ha habido otro fracaso: la falta de apoyo de Bankia para la refinanciación de la deuda. Vayamos punto por punto:

1) DIRECTOR DEPORTIVO. Amadeo Salvo confió su proyecto a un director deportivo, Braulio, en el que no creía. En cuanto llegaron los malos resultados, decidió despedirlo sin respetar las buenas maneras (por teléfono). Pero la planificación deportivo ya estaba hecha y se ha demostrado que era desastrosa.

2) ENTRENADOR. Amadeo Salvo no fue capaz de lograr la renovación de Valverde (mucho tuvieron que ver los anteriores rectores llenando la cabeza de Valverde contra la nueva cúpula directiva). A partir de ahí, la apuesta del director deportivo, pero también del presidente fue clara: Miroslav Djukic. Y tampoco pudo acabar la temporada. Fue necesaria su destitución.

3) FICHAJES DE INVIERNO. Los problemas con Braulio y Djukic llevaron al Valencia a buscar nuevo director deportivo y nuevo entrenador. En esta parte final del año, Juan Antonio Pizzi ha ofrecido mejores sensaciones que resultados. El argentino sí parece haber captado lo que necesita el Valencia y su trabajo no puede ser considerado como negativo. Las sensaciones han sido correctas y lo lógico sería seguir apostando por él. En cambio, la dirección deportiva de Rufete ha hecho aguas por todos los lados. El Valencia, por ejemplo, invirtió más de 12 millones de euros en un futbolista que luego no pudo ser inscrito porque había demasiados extracomunitarios (Otamendi sigue jugando en Brasil). Es sólo un ejemplo -quizás el más evidente- de lo kafkiana que ha sido la planificación invernal, con fichajes de última hora (Senderos, Otamendi, Vinicius…) que han aportado muy poquito.

4) CANTERA. Tampoco en el filial se ha logrado afianzar el concepto de cantera de Amadeo Salvo. Se ha invertido más dinero, se ha buscado un nuevo entrenador con una metodología diferente y… una vez más se tuvo que prescindir del entrenador a mitad de temporada y el proyecto está más pendiente de bajar de categoría que de otra cosa.

5) APARTADO ECONÓMICO: PATROCINIOS, REFINANCIACIÓN… El apartado económico tampoco ha brillado. No han llegado nuevos sponsors, no se han generado más ingresos y no se ha despartado la credibilidad necesaria en Bankia para lograr la refinanciación de la deuda. Amadeo Salvo y también Aurelio Martínez llegaron al club y a la fundación prometiendo que jamás se vendería el Valencia. Y no han podido cumplir con el encargo.

LUCES EN LA GESTIÓN DE AMADEO SALVO

-El presidente del Valencia CF también ha tenido sus aciertos. Y hay que reconocerle sobre todo dos grandes virtudes:

1) CONEXIÓN CON LA GRADA. Amadeo Salvo ha logrado ganarse a la grada. Es cierto que hay menos abonados y menos espectadores que en el pasado y que el Valencia necesita cambiar urgentemente esa tendencia. Pero no lo es menos que Amadeo Salvo ha sabido ganarse el cariño de la afición a pesar de los malos resultados. Y eso habla muy bien de su capacidad de comunicación y del carisma del presidente, algo que por mucho que un club sea una sociedad anónima resulta imprescindible. En definitiva, ese apoyo de la masa social es mucho más importante de lo que se puede pensar en un principio. Es cierto que si los resultados vuelven a ser malos, la afición puede girarse contra el palco, pero de momento Amadeo Salvo ha logrado la unidad y eso es algo que muy pocos pueden decir. Usando la palabra de moda, podíamos decir que Salvo tiene liderazgo!

2) LA BÚSQUEDA DE INVERSORES. El proceso de venta ha sido posible, sobre todo, gracias a Amadeo Salvo. Es cierto que el presidente prometió que no vendería el club. Pero sin Salvo de por medio es más que probable que apenas hubiera habido inversores interesados en la compra del Valencia y Bankia y Cerberus hubieran llegado a un acuerdo rápido. La cabezonería de Salvo, que quiso ser juez y parte, le llevó a patear medio mundo y contactar con Lim y Wanda. Y, al mismo tiempo, poner el Valencia en un escaparate mundial que ha hecho que muchos inversores quisieran pelear por esa compra. Y eso es bueno. Cuantos más inversores, mejores ofertas. Eso resulta indiscutible y es uno de los grandes aciertos. Un club que parecía no interesar a nadie al final acabó aglutinando media docena de ofertas económicas más que interesantes. ¡Todo un acierto!

EL RETO DE AMADEO SALVO: EL FUTURO

-Llega ahora el reto de Amadeo Salvo: el futuro. Hasta el momento, el presidente del Valencia ha empleado una táctica tan vieja como eficaz. En Venezuela, cada vez que hay un problema económico culpan a Estados Unidos. Lo mismo hacen los hermanos Castro en Cuba. Y la misma argumentación emplearon en el pasado muchos otros (Franco, con la conspiración judeo-masónica; Hitler, con los judíos…). No queremos comparar a Amadeo Salvo con dictadores o genocidas. ¡Sólo faltaría! Pero viene esto a cuento de que echar balones fuera siempre ha salido rentable. Hasta ahora, Salvo ha identificado siempre los males del Valencia con Bankia e incluso con los políticos que le pusieron a él al frente del club. Y eso “vende”, puesto que banca y política están más desprestigiadas que nunca.

Pero ese flotador al que agarrarse se ha acabado. A partir de ahora y si se cierra la venta a Peter Lim, es él y sólo él quien debe rendir cuentas de su gestión. Y además tampoco podrá echar mano de la austeridad, puesto que han comenzado hablando de 60 millones para fichajes, 35 millones de liquidez inmediata para pagos, una póliza de crédito de 200 millones al 0% de interés… Ese parece un primer error de cálculo. Cuando uno quiere fichar en el mercado del fútbol es mejor decir que no tienes a decir que eres multimillonario, salvo que seas el Real Madrid o el Fútbol Club Barcelona y estés dispuesto a pagar 100 millones por cada estrella.

Así que ahora llega el momento de Salvo, el presidente que ha pedido que todos los focos se centrasen en él y que con esa táctica ha logrado ganarse a la afición. Ahora hay que ver si esos mismos focos no quemarán su figura. ¿La respueta? En manos del tiempo y del destino.

La venta del Valencia CF: las mismas mentiras de diferente manera

Estándar

En una novela de Donna Leon, el comisario Brunetti le pregunta a su mujer por qué compra cada día un periódico diferente: los lunes uno de tendencia comunista, los martes otro de línea ultraderechista… El protagonista de la novela le dice si hace eso para descubrir la verdad. Y su mujer, Paola, le responde con ironía: “Para saber la verdad no debes comprar ningún periódico. Yo compro periódicos tan distintos unos de otros para saber de cuántas formas diferentes se pueden contar las mismas mentiras”.

La anécdota encaja como un guante a la historia de la venta del Valencia Club de Fútbol. Por si no lo saben, el Valencia CF ha llegado a una situación límite desde el punto de vista económico: debe mucho dinero a Bankia, pero al mismo tiempo tiene mucho patrimonio. Por eso mismo la situación es límite: si debiera mucho y no tuviera patrimonio, ya habría desaparecido. Y si nos permiten la broma, si debiera poco y tuviera un gran patrimonio, no sería un equipo de fútbol. El Valencia, al fin y al cabo, no es sino un fiel reflejo de la sociedad valenciana y española, puesto que antes de vender el campo/casa viejo, se empezó a construir el campo/casa nuevo. Y cuando estalló la burbuja, se encontró con que nadie le compraba el campo/casa viejo (al menos por la cantidad que necesitaba) y no tenía dinero para acabar el nuevo.

El problema del Valencia es que ha conseguido que haya varios inversores interesados en comprar el equipo. Y eso también es un problema, puesto que la abundancia genera dudas, eso es evidente. Lo es porque además todo el mundo está mintiendo. Vamos por partes:

1. Bankia-Generalitat. Ellos están interesados en vender el club a cualquier oferta que les garantice el pago de toda la deuda (Bankia) y la devolución del aval (Generalitat). Y hasta cierto punto es lógico. Sin embargo, no lo dicen.

2. Amadeo Salvo. Él está interesado en conseguir que el Valencia se venda a cualquier oferta que garantice su presencia al frente del club. Y hasta cierto punto es lógico. Sin embargo, no lo dice.

Llegados a esto punto, lo único claro es que no se gestionado nada bien el proceso de compra-venta del Valencia. Y no era tan difícil. Por ejemplo,

1. La Generalitat. Jamás debería tener voto sobre qué oferta es la mejor. La Generalitat debería haber puesto por escrito sus condiciones: la oferta debe pagar todo lo que debe la Fundación y garantizar que mi aval desaparece. Por tanto, la Generalitat sólo podría tener voz en un aspecto: oferta apta o no apta. Y a partir de ahí, ninguna capacidad de elección.

2. Bankia. Jamás debería tener voto sobre qué oferta es la mejor. Bankia debería haber puesto por escrito sus condiciones: fijar un mínimo que debe ser devuelto (es seguro que habrá quita). Por tanto, Bankia sólo podría tener voz en un aspecto: oferta apta y no apta. Y a partir de ahí, ninguna capacidad de elección.

AMADEO SALVO-AURELIO MARTINEZ3. Amadeo Salvo. Tampoco él debe ser el único hombre que decida el vencedor. Una vez analizadas las ofertas aptas (devuelven el aval y pagan el mínimo exigido por Bankia), las ofertas deberían haberse llevado a la Fundación y a la Junta General de Accionistas y con publicidad (luz y taquígrafos) se debería tomar la decisión.

Sin embargo, todos están jugando dentro del oscurantismo para no desvelar las ofertas, una situación que les permite hablar bien de sus inversores afines y poner a parir a los inversores enemigos. Y lo más triste de todo es que la mayor parte de los periodistas de la ciudad del Turia, como decía Paola en las novelas de Brunetti, se limitan a contar las mismas mentiras, pero de forma diferente, puesto que repiten de forma machacona que fulanito es muy bueno y el otro muy malo (o al revés). O se quedan en posiciones neutras: “La mejor para el Valencia” (que es como no decir nada).

El que mejor se está moviendo desde un punto de vista mediático es el presidente Amadeo Salvo. Eso es indudable. Sólo así se puede entender que la afición no piense que el proyecto de Salvo ha sido en su primer año muy deficitario. No han llegado grandes patrocinios ni ingresos, deportivamente se ha firmado una de las peores temporadas en Liga de la historia, se ha despedido al entrenador, al director técnico, al entrenador del filial… Son muchos los futbolistas importantes que aún no han firmado la renovación mientras se pagan millones por futbolistas que luego no pueden ser inscritos y tienen que ser cedidos o malcedidos. Y, sin embargo, Salvo ha sabido agarrarse a la bandera para lanzar un mensaje que cala fácil: “Bankia no, Salvo sí”. La realidad es muy diferente a ese eslogan. Ojalá el Valencia y sus problemas se resolvieran todos con un eslogan. No es así. Y personalmente tampoco he creído nunca en el multimillonario-filántropo que llega a una ciudad y decide gastar centenares de millones de euros a cambio de nada. Puede haber ocurrido en otros casos (Chelsea, PSG…). Pero el futuro debería pasar mucho más por un esquema humilde y sencillo como el que aplica el Levante: ajustar gastos e ingresos. Pero claro… hablar de sentido común y de humildad no encaja con un mundo en el que se prima la ilusión… aunque detrás del humo no haya nada. Y así nos va, con las mismas mentiras contadas todos los años de forma diferente.

Los números del fútbol español: fiel reflejo de la sociedad

Estándar

El inefable secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, salió muy ufano a explicar los números del fútbol español en rueda de prensa. De paso, se colgó las medallas oportunas por el sistema de control económico que han instaurado y que según él está funcionando muy bien, puesto que las deudas han dejado de crecer de forma exponencial e incluso empiezan a reducirse.

De todos modos, vamos a mirar los detalles. Según han anunciado, los equipos de fútbol de 1ª y 2ª División ganaron en total 106 millones de euros. ¿Mucho? ¿Poco? No se preocupen, yo se lo explico: “Salvo los años de la guerra de las teles (los equipos recibieron grandes cantidades por sus derechos televisivos), nunca se había dado beneficios en un ejercicio”.Es decir, no es ni mucho ni poco. Es una excepción. Para lograr esos beneficios, nos comentaron que los salarios han bajado un 2,3%. Pero vamos a la cifra total: los clubes deben 3.573 millones de euros. La deuda, por tanto, ha descendido 200 millones de euros (supone una reducción del 5 por ciento). Es decir, si en un año excepcionalmente bueno logran bajar la deuda 200 millones, eso significa que con casi 18 años igualmente buenos se lograría dejar la deuda en cero. Es decir, ¡imposible!

Para acabar de sacar pecho, Cardenal nos explica: “De las cinco principales Ligas, Inglaterra, Francia, Italia están en pérdidas, pérdidas importantes. La liga de Alemania presenta beneficios y España está en equilibrio financiero. Es la primera vez que se demuestra que España no está en pérdidas”.

Al final, como se puede ver, sólo en Alemania el fútbol es rentable. ¿Por qué? Pues porque al final el fútbol no es sino fiel reflejo a la sociedad en la que vive. Y los alemanes tienen la curiosa costumbre de gastar únicamente el dinero que tienen. Y parece que no les va mal… Aquí sacamos pecho por reducir la deuda un 5%. Si lo piensan bien, a este ritmo en 2032 tendremos la deuda en cero… O eso se supone porque hablamos de seguir reduciendo la deuda al ritmo de un año excepcional. Así que ya pueden ir olvidándose de esa velocidad de crucero. Aquí se estila más otro sistema: hacer la pelota de la deuda lo más grande posible y buscar la solución gubernamental. Una vez fue el nacimiento de la quiniela, otra vez fueron los campos de fútbol para el Mundial de 1982, otra vez fueron las conversiones en Sociedades Anónimas… siempre hubo chanchullo para camuflar algo muy sencillo: lograr que el Estado pague las deudas de los clubes.

¿Soluciones? Ya lo hemos dicho más de una vez. El ciclismo es el espejo perfecto (en algo es modélico), con auditorías estrictas, revisión de contratos, de gastos y todo gestionado desde Suiza para evitar chanchullos locales. Si el equipo es viable, tiene licencia. Si el plan de negocio no es viable,  el equipo no es aceptado. Mañana detallaremos mejor cómo es el proceso, aunque algunos seguro que no quieren ni empezar a leer. ¡Se imaginan a los presidentes avalando de verdad los sueldos de los futbolistas con dinero de su bolsillo!

El boxeo como arte: el sábado, Mayweather contra Maidana

Estándar

A raíz de un artículo sobre Kiko Martínez y el programa Mujeres, Hombres y Viceversa han sido muchos los comentarios surgidos de los lectores. Una mayoría han sido elogiosos, pero agradezco por encima de todo los que se han mostrado críticos. Siempre es bueno leer opiniones contrarias. La mayoría de esas críticas han definido el boxeo como un deporte en el que dos personas se lían a hostias (sic). En fin, podría argumentar que eso no es así. Pero lo mejor es invitaros a ver el combate de este sábado entre Floyd Mayweather y Marcos Maidana.

MAYWEATHEREl estadounidense Floyd Mayweather lleva 45 combates como profesional. Los ha ganado todos. Es decir, nunca perdió por KO ni siquiera a los puntos. Pero es que jamás cayó al suelo, ni siquiera por un golpe de refilón que te pilla mal posicionado de pies. ¡Nunca! Y es que Mayweather es muchas cosas, pero sobre todo un hombre que certifica que el boxeo es un arte, un hombre que boxea con su cabeza y con sus piernas más que con sus brazos. También es un “bocachanclas”, un provocador que no puede estarse callado ni un segundo. Pero esa faceta de imitar de Muhammad Ali (uno de los primerso en calentar los combates) no es muchas veces sino la pose estrafalaria de un boxeador que por encima de todo es un profesional.

Mayweather se presentará el sábado perfectamente preparado en lo físico y en lo psicológico. Sabe que frente a él tiene a un rival duro, el argentino Maidana. Su adversario tiene un récord de 35 victorias y 3 derrotas. Pero atención: ha ganado por KO más del 80% de sus combates. Eso significa que vamos a ver el eterno debate entre los dos estilos: el del cazador que busca el KO y el del fino estilista que flota por el ring como si llevara unos patines en los pies y que con cada paso atrás que da, siempre deja una mano en el rostro de su rival imponiendo su calidad técnica y su velocidad.

FLOYDMayweather contra Maidana. La técnica contra la potencia. Sin duda, uno de los mejores combates que se pueden ver en la actualidad. Y, sin duda, muchísimo más que dos personas dándose de hostias en un ring. Entre otras cosas porque después de 45 combates no hay todavía un solo boxeador -Campillo no estuvo lejos en el primero de sus duelos- que pueda decir que ha puesto en apuros a Mayweather, el mejor boxeador de la historia desde el punto de vista de la defensa.

Pep Guardiola, en la encrucijada de su carrera como entrenador

Estándar

Dos cazadores alquilan un avión. Cazan dos búfalos y cuando tienen que volver a casa el piloto les dice que el peso es excesivo y deben dejar uno en tierra. Uno de los cazadores le explica que el año anterior cargaron dos búfalos en un avión exactamente igual al suyo. El piloto, con dudas, decide intentarlo y… se estrellan. Cuando salen a rastras del avión, uno de los cazadores le pregunta al otro dónde cree que deben estar. Y el cazador dice: a unos dos kilómetros a la izquierda de donde nos estrellamos el año pasado.

La historia viene a cuento de lo visto ayer en el Bayern-Real Madrid. Pep Guardiola es un entrenador con un currículum indiscutible: dos Champion y una lista enorme de ligas, copas, supercopas… Pero Guardiola tiene un único esquema: posesión de balón. No hay plan B. Ese sistema le permitió sus grandes éxitos. Pero no hay que olvidar que perdió unas semifinales contra el Inter de Mourinho por 4-2 y otras contra el Chelsea por 3-2. Eran avisos de lo que ha llegado este año: 5-0 en el global. Por primera vez, uno de los equipos de Guardiola es borrado del campo.

¿Soluciones? Guardiola puede empeñarse en querer subir en el avión con dos búfalos. Eso diría mucho del convencimiento en sus ideas, pero muy poco de su capacidad de adaptación. En el ajedrez -y el fútbol tiene parte de ello- no es posible jugar siempre con el mismo sistema de ataque y defensa porque los rivales mejoran y mejoran en su gestión de ese tipo de partidas. Y eso es lo que le está ocurriendo a Guardiola: los rivales saben que deben defender con 4-4-2 y buscar contras. Claro, cuando tú tienes a gente como Xavi o Iniesta, fallas muy pocos pases. Y cuando tienes a Messi, siempre hay una solución mágica para romper la lata. Pero cuando tienes a jugadores físicos y potentes como los alemanes… esa obsesión por tener el balón no parece lógica.

Lo de Guardiola en el Bayern es como si Laso se empeñara en jugar al contraataque con un equipo como el FC Barcelona de baloncesto. No es posible. Cada equipo tiene sus virtudes y sus defectos. Y ahora es cuando Guardiola se debe enfrentar a su particular encrucijada: puede intentar que el Bayern se adapta a su filosofía, pero eso supondrá cargarse a media docena de “vacas sagradas” del equipo y traer a otra media docena de jugadores de toque. O puede pensar que Heynckes ya supo sacar jugo a esa misma plantilla con un plan muy diferente. Lo que no puede hacer, bajo ningún concepto, es seguir con una plantilla como la del Bayern actual, pero intentando jugar como el Barcelona de la mejor época de Messi, Xavi e Iniesta. Si lo hace… se estrellará de nuevo, dos kilómetros al Este o al Oeste. Pero el avión no llegará a buen puerto.

Kiko Martínez y Mujeres, hombres y viceversa

Estándar

Lo normal es que usted no sepa quién es Kiko Martínez. Para aclararlo mejor, le diremos que es el actual campeón mundial del peso supergallo. Es decir, un boxeador. Y eso automáticamente le convierte en un proscrito en este país llamado España hasta el punto de que existe una ley que prohibía la retransmisión de su combate de ayer en abierto. Vamos a explicarlo.

KIKO MARTINEZLa legislación española considera que desde las 6 de la mañana hasta las 22 horas -vaya horario, por cierto- hay que proteger a los niños. Y por eso mismo no es legal emitir ningún combate de boxeo. Esa violencia no es buena para la infancia. Así que el combate de Kiko Martínez contra Hozumi Hasegawa no pudo ser visto en España. Sí fue retransmitido en Japón, donde hubo 14.000 espectadores empujando al boxeador japonés en un estadio lleno a rebosar. No fueron suficientes. Kiko Martínez acabó ganando por KO en el séptimo asalto y firmó con éxito su segunda defensa del título.

MUJERESLo más curioso de la legislación española es que prohíbe por completo el boxeo y aplaude con las manos abiertas programas como Mujeres, Hombres y Viceversa, un espectáculo conocido en muchos hogares como Chonis, Ciclados y Chusma Variada. El programa de Tele 5 representa muchos de los males de la juventud española, con personajes preocupados por el espejo y no por el cerebro, con individuos obsesionados con su peso, con el tamaño de sus músculos -y apéndices varios- y con el brillo de su pelo, pero incapaces de ofrecer una frase con un sujeto, un verbo y un predicado en la que no haya insultos, tacos o expresiones absolutamente machistas. Y lo peor de todo es que son ofrecidos como modelo social a una generación en la que crecen los “ninis” que ni estudian ni trabajan, pero que sueñan con formar parte de ese particular zoo repleto de monstruos sin ningún oficio pero con el beneficio de la popularidad gratuita.

Y ojo: no pedimos que se suspenda Mujeres, hombres y viceversa. Cada televisión es libre de emitir lo que quiera. Y los espectadores son libres de verlo o no verlo. Del mismo modo, los padres son responsables de controlar y supervisar lo que sus hijos ven en la televisión. Por eso no tiene sentido que Ciclados, chonis y chusma variada lleve años en la parrilla televisiva y que no podamos ver un combate de boxeo.

El futuro del Valencia CF y el sentido común

Estándar

Hoy es un día muy especial en Valencia. La victoria por 5-0 ante el Basilea ha proporcionado un soplo de ilusión a todos los aficionados. Ya es hora de que lo disfruten y puedan sonreír después de una temporada marcada por los problemas deportivos y económicos. De esto último queremos hablar.

PARODIA SOLER-SORIANOEl esperpento de ver a Bautista Soler detenido por ser el presunto instigador de una tentativa de secuestro de su sucesor, Vicente Soriano, no hace sino confirmar los mitos que una y otra vez se repiten y que no tienen sentido alguno cuando se habla de la futura compra-venta de las acciones del club:

1. El futuro presidente del Valencia CF NO tiene que ser valenciano. El ADN de valenciano -y lo mismo si hablamos de valencianista- no supone nada a la hora de gestionar un club de fútbol. Pocos más valencianos que Bautista Soler y pocos han llevado tanto al desastre a un club como el constructor.

2. El futuro presidente del Valencia CF NO tiene que ser elegido por un fondo-buitre, puesto que el objetivo de estos fondos de inversión no es el proyecto deportivo ni social. Simple y llanamente, entran en las empresas para trocear las partes interesantes (en este caso, los solares) y deshacerse de las partes con deudas o menos rentables (la deportiva).

3. El futuro presidente del Valencia CF NO tiene que ser elegido por un caprichoso multimillonario que convierta al Valencia CF en su juguete. Ya hemos visto casos en los que funciona bien: el Chelsea, el PSG… Pero también hemos visto casos que son un auténtico desastre: el Málaga.

Al final, como en la vida misma, el futuro del Valencia CF debería estar unido al menos común de los sentidos. Y es que en esta ciudad somos muy dados a las extravagancias y a los excesos. Aquí ya se ha escuchado decir de una oferta que sólo plantea invertir 100 millones en cuatro años para fichajes: 25 anuales. ¡Y eso es nada! Pues si uno fuera patrono de la fundación, sería bastante motivo para anular la oferta. Por favor, no más gente dispuesta a invertir centenares de millones en fichajes… porque esos mismos son los que al menos contratiempo pueden vender la parte que les interese y marcharse con viento fresco. Ojalá hubiera alguien serio y sensato que dijera que está dispuesto a invertir el dinero que el equipo consiga generar, una vez descontada la parte proporcional para ir pagando deudas. Así de sencillo: gastar un poco menos de lo que se genera. Y si eso significa no fichar a nadie, pues así habrá que vivir y adaptarse.

Al final son muchos los aficionados que sueñan con multimilloarios árabes, rusos o chinos. Pero ése no es el futuro del Valencia CF. O no debería serlo. Al final, hay que mirar al otro lado de la calle, donde el Levante CF está reduciendo deuda sin asumir traspasos y con una plantilla que en lo deportivo cumple sobradamente con sus objetivos. Lo que no tiene sentido es que el Valencia invierta más de 12 millones de euros en un defensa (Otamendi) al que no puede inscribir. ¡Esa cantidad es lo que cuestan las nóminas de toda la plantilla del Levante! Y esa cantidad es la que demuestra que el fútbol sigue sin captar el mensaje. O nos ponemos en serio a gastar sólo lo que tenemos… o volveremos a caer en los mismos errores en los que incurrió Bautista Soler y que casi llevaron el club a la sepultura.

Pero pedir a estas alturas sentido común en el fútbol parece sermón perdido… Sólo falta echar un vistazo al presidente del Bayern (en la cárcel por fraude fiscal), al presidente del Sevilla (en la cárcel por corrupción), al presidente del Betis (pasó por la cárcel y perdió el control del club), al presidente del Atlético de Madrid (fue encarcelado y su familia no puede ni pasar el Calderón mientras Hacienda le presiona para que venda algunas de sus estrellas y así poder cobrar parte de la deuda), al presidente del Barcelona (Nuñez fue condenado en sentencia firme por fraude fiscal y se salvó de la cárcel por su edad mientras Rosell tiene problemas legales muy serios tanto en España como en Brasil)… ¿Seguimos con la lista? Lo peor de todo es que todos esos casos no son sino el reflejo de una sociedad que se deja engañar por sueños infantiles y que no reclama seriedad y sensatez, es decir, gastar sólo lo que se tenga y adaptar el equipo de fútbol al presupuesto trabajando con la cantera y buscando futbolistas que acaben contrato. Ni más ni menos.

Caso Marta Domínguez: hay que quitar el poder de sanción a las federaciones nacionales

Estándar

Hace muchos años las federaciones nacionales decidían qué equipos ciclistas debían ser aceptados como profesionales y qué equipos no reunían las condiciones económicas necesarios para garantizar la solvencia del proyecto. Pero el sistema no funcionaba. Iba el mánager de turno a llorar a la federación y al final el presidente de la federación nacional de turno, que dependía -y depende- de los votos de la gente, aceptaba equipos sin avales, sin patrocinadores y condenados al escándalo. En España, por ejemplo, uno un caso que acabó con la propia Federación Española en los juzgados y teniendo que pagar a los ciclistas que habían firmado con un estafador contratos que no valían ni el papel en el que estaban firmados.

A partir de ahí, la Unión Ciclista Internacional dijo que eso se había acabado. Asumió el mando y cedió el control a Ernst&Young, auditores de prestigio que con los años han ido aprendiendo de ciclismo y que para bien o para mal no conocen a ninguno de los directores deportivos ni dependen de sus votos. Son ellos ahora los que te dejan fuera o dentro. Seguro que alguna vez se habrán equivocado. Pero mucho menos que antes.

marta dominguezViene esto a cuento de lo sucedido con Marta Domínguez. Puestos a ser sinceros y transparentes, debo empezar diciendo que siempre he admirado a Marta como atleta. También he leído con atención los datos de Carlos Arribas en EL PAÍS y no me parecen determinantes en uno u otro sentido. La hemoglobina se disparó hasta 15,7, cifra alta para ser mujer (no es comentario machista, las mujeres suelen tener valores inferiores). Y también llegó a bajar a 12,4. Y eso sí que encaja menos. La diferencia es de más de tres puntos de hemoglobina. Bastante más sospechoso parece el nivel de los reticulocitos, que por lo visto se fueron muy arriba y muy abajo. Pero sin datos más concretos no se puede ser tajante.

De todos modos, hay algo mucho anterior a cualquier análisis técnico: la Real Federación Española de Atletismo no puede juzgar a una atleta que ha sido vicepresidenta con este mismo presidente. Y lo mismo ha sucedido en el ciclismo, donde hay equipos y federaciones en los que uno no sabe cuándo y dónde empieza una cosa y acaba la otra. La solución es obvia: los organismos internacionales (o como mínimo los nacionales, pero no federaciones) deben asumir la instrucción y el juicio de todos los casos de dopaje.

Justicia_2Algunos pueden pensar que esta reflexión es fruto de afán justiciero. No tiene por qué. Casos ha habido -y no hace tanto tiempo- donde la federación en cuestión recomendaba el abogado que te debía defender para salir de rositas. Y al revés. También hubo federaciones empeñadas en sancionar a un deportista por animadversiones personales. Por eso la diosa de la justicia siempre sale con un velo sobre sus ojos. Cuanto menos conozco a los juzgados, más imparcial será. Y por eso no tiene sentido nada de lo sucedido en el caso de Marta Domínguez más allá de la irregularidad de su pasaporte, algo sobre lo que no podemos hablar por falta de información.

El futuro del baloncesto, ¿una Liga Europea?

Estándar

El baloncesto español tiene un producto que funciona muy bien, la Copa del Rey, y otro que no engancha al aficionado medio: la liga ACB. Son muchos los medios de comunicación -especialmente el diario As- empeñados en discutir una y otra vez la reforma de la ACB. Piden cambios y entre otras cosas apuntan a que la única solución pasa por la eliminación de los Play-Off. Es decir, quitar las eliminatorias y jugar como en el fútbol una liga en la que cuenten los partidos con todos los rivales y gane el que más puntos consiga al final de esa liga regular. En el fondo, lo que pasa una vez más es que los árboles no nos dejan ver el bosque. En el fondo, lo que no nos atrevemos a decir es que la ACB ya no tiene sentido.

Veamos, la liga española ya sólo cuenta con 18 equipos. Y hemos visto recientemente como no hay equipos en la “segunda división” que tengan el mínimo potencial económico necesario para subir. Resulta ridículo ver en la ACB proyectos sin cabeza como el del Valladolid (2 victorias y 19 derrotas), que llegó al inicio de la temporada sin haber podido ni entrenar y sin tener la plantilla casi ni cerrada. La realidad es obvia: sobran muchos de esos equipos en una presunta liga de elite. Y sólo hay que ver como el Real Madrid lleva ya 19 victorias consecutivas. Y tampoco sería de extrañar que a poco que apretaran los dientes, los de Pablo Laso pudieran acabar todda la liga regular sin sumar una sola derrota. ¿Es eso atractivo para las televisiones? Sinceramente, no lo es.

El futuro del baloncesto pasa por una liga Europea que se juegue los fines de semana. Pero ese es un salto arriesgado para cualquier deporte y ya sabemos que los máximos dirigentes de los deportes profesionales no brillan por su audacia. Es cierto que son muchos los que pueden pensar que ese mismo sistema podría aplicarse en el fútbol. Pero lo cierto es que equipos como Osasuna o Levante demuestran que teniendo presupuestos ridículos son capaces de vapulear -o al menos hacérselo pasar muy mal- a Real Madrid, FC Barcelona o Atlético Madrid. En ese sentido, la estadística es clara: equipos modestos como Osasuna o Levante serán siempre mucho más duros de pelar que campeones nacionales de Turquía, Grecia, Holanda, Bélgica…

Las motos, por canal de pago: ¿inicio del declive?

Estándar

El Mundial de Motos sólo se podrá ver por completo a través de Movistar TV, el canal de pago de la empresa de telefonía. Al parecer, habrá 10 carreras que únicamente se puedan ver a través de esta plataforma mientras que el resto de podrán ver, como venía sucediendo, por Tele 5.

La decisión, al margen de sorprendente, supone un punto de inflexión en la historia del deporte de las dos ruedas. Y también en la historia de los derechos televisivos de pago. Los antecedentes no son nada positivos. Veamos las posibilidades:

JORGE LORENZO-El Mundial de Motos es un espectáculo que tradicionalmente ha funcionado muy bien en audiencia en España.

-El dominio de los pilotos españoles es abrumador en los últimos años, lo que casi resta emoción.

-Sin embargo, la pelea en Moto GP entre pilotos de la personalidad de Jorge Lorenzo y Marc Márquez -sin olvidar a Pedrosa- consiguieron que en 2013 el Mundial de motos fuera una referencia indiscutible para los aficionados al motor, pero también para el gran público.

-Con un producto que engancha, se toma el riesgo de pasar a un canal de pago para intentar que la afición se abone. ¿Lo conseguirán? Sinceramente, no lo parece. Y por varios motivos:

1. España es un país donde no existe tradición de pago por los acontecimientos deportivos, ni por el cine, ni por prácticamente nada. El pirateo, con webs de árbitros famosos de por medio, es moneda común.

2. Anteriores experiencias como la del baloncesto y Canal Plus fueron un auténtico desastre. Y no será por falta de cariño -o medios- de Canal Plus hacia el deporte.

3. Además, hay un aspecto que se está olvidando y que resulta vital: los patrocinadores que sostienen gran parte de este circo se encuentran ahora con audiencias mínimas en casi la mitad de los grandes premios. ¿Qué pensará Repsol de su inversión millonaria cuando 10 de las carreras apenas sean vistas por una minoría? ¿Es rentable el motociclismo con esas condiciones?

Es posible que uno esté equivocado, que miles de personas se abonen y que a todo el mundo les salgan las cuentas: patrocinadores, televisiones, propietarios del mundo… Es posible, pero no probable. Esto es España, vivimos una crisis económica enorme y con tantos millones de parados es fácil conseguir audiencias millonarias con los acontecimientos deportivos pero casi imposible lograr que la gente pague dinero por ver esos mismos acontecimientos. ¡Si no lo ha logrado el fútbol… como para pensar que lo puede lograr el motociclismo!