Presentando mi Rincón

Estándar

Parece obligatorio escribir unas líneas como presentación de cualquier blog que uno lanza a la red. Pero sinceramente no hay mejor descripción de este blog que su propio título: El Rincón.

El nombre de El Rincón como columna de opinión nació en las páginas de META 2MIL, semanario de ciclismo en el que me inicié en el periodismo y en el que acabaría como director.

mETA2MIL

Nuestros lectores en META 2MIL tuvieron que soportar mis columnas de opinión semanales durante años, muchos años. Y también mis pensamientos, filias y fobias pero no sólo en el ciclismo, puesto que no era extraño que utilizase la actualidad y/o el cine como argumento de salida.

Este nuevo blog, también llamado El Rincón, repite el mismo concepto: servir de almacén de ideas. Está claro que todos intentamos mantener nuestra casa -y nuestra vida- en orden. O, al menos, con un mínimo orden, aunque a buen seguro que cada uno fija su umbral de “mínimo” en un punto muy diferente. El Rincón es ese lugar de la casa -o de la vida- en el que uno va dejando papeles, libros, cartas, pero en ocasiones también ideas, reflexiones o incluso amistades… que no son vitales para nuestra vida, pero que tampoco queremos tirar a la basura. Todos tenemos un Rincón en la casa y en la vida. En el mío volverá a aparecer el ciclismo, por supuesto, pero también habrá espacio para el cine, la literatura, el deporte…

Este período en silencio desde el final de META 2MIL ha durado casi dos años, tiempo suficiente para ver la vida con otra perspectiva. Ni mejor ni peor. Simplemente diferente. Y, sobre todo, tiempo para enriquecer El Rincón con muchas ideas que uno no quiere que acaben en el contenedor de la basura sin al menos pasar antes por el reciclaje colectivo de ofrecerlo a la red en busca de una sonrisa, una protesta o una simple reflexión de los lectores.

Bienvenidos a El Rincón. ¡Y permítanme que no ponga nunca demasiado orden!

Jorge Quintana